Los nuevos cómics editados por Marvel han traído muchas alegrías (por regla general) a los seguidores de la franquicia galáctica por excelencia. Hemos podido disfrutar de series como ‘Darth Vader‘ o ‘Poe Dameron‘ (actualmente en curso) y miniseries como ‘Han Solo‘ o ‘Leia‘, esta última de reciente edición en tomo en nuestro país.

Pero si hay un personaje que merecía ya una colección para sí misma, esa es sin duda la arrogante e intrépida Doctora Aphra (Doctor Aphra, en el original) cuya nueva serie se estrenó hace unos meses por fin en Estados Unidos (en estos momentos, va ya por su sexto número si no me falla la memoria).

A este atrevido personaje, lo conocimos en la colección de Vader, mientras ayudaba a nuestro Lord Sith favorito a cumplir sus planes y tejemanejes. Allí, veíamos su descaro e íbamos conociendo poco a poco su personalidad y también a varios de sus ayudantes (y, a la postre, enormes secundarios como esas maravillosas versiones malignas de C3-Po y R2-D2). No vamos a desvelar qué sucede al finalizar dicha etapa para no estropear al lector la experiencia pero sobra decir que en esta nueva colección en la que ella es protagonista absoluta vamos a encontrar a una Doctora Aphra algo diferente.

Veremos pues a la Doctora Aphra en su faceta de arqueóloga (el doctorado se tiene que notar) y con un aire a “Indiana Jones” que tira de espaldas. La cosa arranca con nuestra protagonista en plan aventurera total, en busca de artefactos extraños pero siempre con su peculiar mala uva. Y sobre todo, haciendo alardes de una de sus más notables cualidades: la manipulación. No os equivoquéis, Aphra no es una heroína al uso. Es más, no debería ser considerada como tal… ¿O quizá sí?

La historia, que nos trae a la doctora en su nuevo estatus, sintiéndose cómoda con ello y con la compañía de los androides, arranca en Fulan Ro, en las Mesetas Cosmatánicas (un entorno realmente peligroso) intentando hacer tratos en el mercado negro y metiéndose en líos con gente de mala reputación. Aunque todo ello cambiará con la aparición de una figura importante de la vida de Aphra. El guion de Kieron Gillen nos promete muchas alegrías con esta serie que Planeta De Cómic editará en España en el próximo mes de julio, en un tomo recopilatorio.

Lo más destacable sin duda es el genial dibujo del siempre cumplidor Kev Walker (Juez Dredd, Vengadores Arena) ofreciendo como es habitual en él una narrativa potente y un estilo depurado. Muy buena elección en mi opinión la de este artista británico para el comienzo de las andanzas de un personaje que en su corto periodo de vida se ha ganado ya el beneplácito de los fans de la saga galáctica por excelencia y al que luego se le suma el español Salvador Larroca, que tan bien conoce al personaje. Estaremos pues atentos a la salida del tomo este verano para seguir disfrutando del universo Star Wars.

Anuncios