Undone by blood: polvo y muerte [Avance USA]

El polvo del desierto. El sol abrasador. La apatía de las horas centrales del día. Los nervios a flor de piel. Arizona. Todo ello forma parte del imaginario del western, conformado a base de mil películas o novelas baratas que han insertado en nuestras mentes esos áridos arquetipos. Revisitado en incontables ocasiones, el género continúa vivo en nuestros días, intentando adaptarse a los nuevos tiempos dejándose seducir por la natural confrontación con influencias de distinta índole. Más allá de los ejemplos que hemos podido disfrutar en las pantallas de cine en los últimos años, también el noveno arte se ha visto permeado por este fenómeno. Ya hablamos aquí de varias de estas vertientes, desde el puro y visceral homenaje de The 7 Deadly Sins hasta el surrealismo de Black Jack Ketchum pasando por términos medios como El último tahur o Las reglas del oeste. La última aportación a esta tendencia viene de la mano de Aftershock con una historia que mezcla el western más clásico con el noir más peliagudo.

Nuestros queridos guionistas Lonnie Nadler y Zac Thompson (The Dregs, Come into me) se embarcan en Undone by blood en lo que parece ser una pura historia de venganza con sabores combinados. La trama nos lleva a 1971 y nos presenta a Ethel, una joven de 18 años que regresa a Sweetheart, localidad de Arizona en la que un año antes su familia fue brutalmente asesinada en un motel, resultando ella la única superviviente. La intención tras su vuelta al lugar del crimen no es otra que averiguar quién perpetró la matanza y cobrar justa venganza por ello.

UndoneByBlood1Lo novedoso de Undone by blood es que a nivel narrativo la historia se desenvuelve en dos planos diferentes. El primero es el mencionado de Ethel y su ansia de venganza, mientras que el segundo pertenece a un libro del oeste que Ethel va leyendo durante todo el cómic. Del mismo modo que los míticos Tales of the black frighter (Relatos del navío negro) de Watchmen servían como contrapunto metatextual para la trama principal, The shadow of a wanted man es la novela que lee la protagonista de nuestro cómic, y que tiene una presencia equiparable en importancia a la historia de Ethel. Así, la obra despliega dos argumentos simultáneos que se interconectan de manera metafórica y que sirven para establecer las distintas tonalidades temáticas.

Resulta muy curioso comprobar cómo la trama de Ethel, cuyo desarrollo es el típico de un relato noir, absorbe y actualiza mecanismos propios del western. Un ejemplo lo tenemos en la entrada de la protagonista en un bar, y que es la pura representación de la típica escena de las películas del oeste en la que el personaje se interna en el clásico saloon. De la misma manera, el relato correspondiente a The shadow of a wanted man integra recursos de novela negra en una trama totalmente western, gracias sobre todo a los cuadros de texto que describen con la sensibilidad de una buena historia de detectives todo lo que pasa por la mente de Solomon “Sol” Eaton, pistolero protagonista de la novela.

UndoneByBlood2El artista finlandés Sami Kivela, que ya ha trabajado en obras como Abbot para Boom! Studios o Beautiful Canvas para Black Mask, es el encargado del apartado visual. En este arranque Kivela cumple de sobra, logrando trasladar el calor de Arizona a las viñetas, y de las viñetas al lector. Sin ser un dibujo espectacular, es este uno de esos casos en los que su estilo se adecúa al guion de manera muy funcional. Quizá sea la aportación del colorista Jason Wordie (Protector, Resonant) la que se hace notar para marcar cierta línea difusoria entre los dos relatos que componen la historia, dotando de un color más vivo e intenso la trama de Ethel y dejando unos tonos más terrosos y desgastados para el segmento de western puro. El conjunto, que no se aleja demasiado de la apariencia de muchas otras obras de la editorial, resulta bastante efectivo.

Undone by blood empieza bastante bien, sin mostrar todas sus cartas pero prometiendo un órdago con su mezcla de géneros y su continua metatextualidad. El regusto a salvaje oeste y a investigación detectivesca no puede ser más sugerente, y su efecto se ve aún ampliado con un elemento sorpresa que no podemos evitar relacionar con una obra tan importante como el Southern Bastards (Paletos cabrones) de Jason Aaron. Con estos mimbres, espero haber llamado vuestra atención hacia este cómic y, por qué no, haber puesto el primer granito de arena para que Undone by blood sea uno de los títulos del catálogo de Aftershock que terminen llegando a nuestro país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .