Steeples, de John Allison [Reseña]

John Allison (Reino Unido, 1976) es un autor de sobra conocido en nuestro país por la multipremiada serie de cómics Giant Days, que empieza su andadura en 2016 y que ya hemos reseñado por estos lares. Su obra más reciente ha sido Wicked Things (Boom Box!, 2020) pero es justo un año antes, en 2019, cuando crea para la editorial Dark Horse Comics el cómic que nos ocupa hoy; una divertida miniserie llamada Steeple que narra una historia sobrenatural muy peculiar cargada de humor irónico en la que el guionista y dibujante está acompañado por Sarah Turner al color y que Astiberri Ediciones ha tenido a bien editar ahora en nuestro país, por fortuna.

En ‘Steeple’ encontraremos un relato desenfadado que sucede en una pequeña localidad costera de Cornualles llamada Tredregyn en la que, pese a lo anodino de su apariencia, por la noche suceden cosas extrañas. En ella, hallaremos personajes siniestros a la par que ridículos, jóvenes muy perdidos que no saben qué hacer con sus vidas e incluso durante una vez al año sus habitantes reciben la visita de brujas tremendamente sensuales que desean protagonismo a toda costa. A este pintoresco pueblecito, llega Billie, nuestra protagonista, la cual sufre en sus carnes la consecuencias de lo sobrenatural que asola esta población.

Billie es la nueva clériga de Tredregyn, una chica flacucha y siempre presta a complacer a los demás cuyo cometido será ayudar en sus tareas al reverendo Penrose, el párroco local. Lo que Billie desconoce es que durante muchos años, el reverendo libra todas las noches una batalla contra los sirénidos que emergen de los acantilados pues cree que son seres enviados por el mismísimo Satanás. Para enredarlo todo, Billie entablará amistad con una chica que, aparentemente, es todo lo opuesto a lo que es ella y lo que representa. Esta chica se llama Maggie Warren tiene pelazo, es sexy, motera… Y además es sacerdotisa en prácticas en una importante de una iglesia satánica.

La trama se irá complicando poco a poco y pronto descubriremos que las cosas no son siempre lo que parecen en esta localidad. Así, mientras el reverendo opta por seguir con su cruzada personal contra el mal (momentos de flaqueza incluidos), Billie intentará ayudar a la comunidad a su manera. Ello desembocará en una serie de locuras imposibles que harán que Tredregyn se ponga patas arriba y sus habitantes tengan que lidiar con situaciones verdaderamente hilarantes (el capítulo de las brujas es uno de los mejores, sin duda). El autor británico constantemente trata aquí el tema de la religión y los distintos puntos de vista sobre este, aunque (de manera inteligente) no lo lleva nunca al primer plano sino que coloca a los personajes como el perfecto vehículo para ello.

Una obra que no sólo merece la pena por su gran apartado gráfico, sus diálogos mordaces y sarcásticos y la diversión que proporciona su lectura sino también por todo lo que atesora en su interior y que no luce a simple vista. Cosas que merecen ser comentadas como, por ejemplo, la amistad entre personas con visiones del mundo diametralmente opuestas, la sexualidad, la búsqueda de la identidad en la juventud, la imposición de tener que escoger un bando determinado en una guerra entre el bien y el mal, la ecología o la idea de que no todo es blanco o negro en lo que a cuestiones morales se refiere. En definitiva, una grata sorpresa este Steeple en el que además de humor, drama y giros de guion inesperados, no falta el habitual y particular encanto exhibido en las obras de Allison.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.