Wraith, de Joe Hill & CP Wilson III [Reseña]

Joe Hill es el hijo aventajado de Stephen King tanto que en mi opinión esta consiguiendo superar a su padre y sus novelas Fantasmas, El traje del muerto, Cuernos y la última que ha publicado, N0s4a2, así lo han dejado claro para todos.

N0s4a2 es un juego de palabras entre Nosferatu y la matrícula del Rolls Royce que conduce Charles Talent Manx, un personaje muy siniestro que viste un uniforme antiguo de chófer y que entre sus tareas esta la de llevar a niños a un parque de atracciones bastante siniestro pese a tener un nombre tan bonito como Christmasland.

Pero centrémonos mas en el cómic y dejemos la novela para que sea dignamente reseñada y ensalzada en otros sitios. Wraith es una obra que aunque tenga una evidente conexión con el libro no necesitaremos haberla leído para que nos sorprenda nos aterre y nos provoque ese sentimiento de repugnancia sin ser capaces de apartar los ojos de lo que nos cuenta.

Bienvenido a Christmasland

Comencemos con el prólogo donde conoceremos la historia de Charlie Manx, un ser que conduce un negro y brillante Rolls Royce por una carretera desierta y oscura de algún desconocido paraje de Estados Unidos.

Wraith, por CP Wilson III

Charlie Manx no fue siempre un chófer, como todos nosotros tiene un pasado que se remonta muchos años atrás, tantos que no creeríamos la edad que tiene. El joven Manx fue un hijo de una época menos civilizada, un chico que vivía en un hogar poco indicado rodeado de muerte, sexo y violencia. Un día duro de invierno como tantos otros en su corta vida Charlie decide salir con su trineo a disfrutar del frío y la nieve pero la mala suerte hace que se encuentre con un cliente de su madre, descontento que desea terminar el negocio que había comenzado con ella.

Este es el punto de inicio del mundo paranormal que rodea a Charle Manx. Después de algunos años le vemos vivir en lo que podría considerarse el mejor momento de su vida, convertido en un piloto en un espectáculo aéreo y conociendo a la que sería su mujer y lo que es mejor a su rico suegro. Pero otra vez la mala suerte le acompaña y de tener una vida cómoda y sin preocupaciones se ve cultivando la tierra para poder sobrevivir, cansado y harto con dos boquitas que alimentar y una mujer que le recrimina continuamente. Charlie encuentra a Nick Lemark (un juego de palabras con el nombre en inglés que significa algo parecido a “el despluma pardillos”), no tarda en verse envuelto en un timo con un parque de atracciones navideño de por medio llamado Christmasland.

The Wraith

Charlie vuelve a hipotecar su casa, le entrega el dinero a Mr. Lemark y compra con lo poco que le queda un lujoso Rolls Royce que perteneció a un rico empresario que se suicidó a raíz del hundimiento de la bolsa.

Charlie es el hombre mas feliz del mundo y arrastra a su familia al interior del coche para emprender un viaje a la tierra prometida para convertirse en un prospero inversor mas, en el viaje una atmósfera enrarecida entre los lamentos de las niñas y los gritos de su mujer van crispándole mas y mas hasta que nuevamente lo paranormal toma el control de a su vida haciéndole rejuvenecer y convirtiendo a sus hijas en monstruosas criaturas caníbales que muerden y devoran a su madre.

 

Si sueñas con la suficiente intensidad y tienes el vehículo adecuado, un vehículo que amas realmente y que es parte de ti puedes escaparte de la realidad y colarte en ese otro mundo imaginario mejor, donde la única realidad es la que tu permites”. Hasta aquí el prólogo que nos presenta el imaginario mundo de Christmasland para hacernos saber que en este mundo puede ocurrir cualquier cosa pero nunca nada bueno.

Welcome-To-Christmasland

La siguiente historia arranca con la fuga de tres presos encerrados por muy diferentes motivos y de unos captores convertidos en cautivos y su llegada a Christmasland. Prefiero que la descubráis vosotros mismos ya que se trata del hilo central de la obra y cualquier spoiler solo haría perder ese toque de morbo truculento con el que Joe Hill nos va arrastra por este macabro relato.

El epílogo nos vuelve a asombrar por la manera con la que esta narrada, a caballo entre el cuento y el comic, los dibujos y los textos se van sucediendo contando la historia de cierto timador que conocimos en el prologo de esta obra…

El dibujo de CP Wilson III puede parecer feo y simple pero lo cierto es que le va como anillo al dedo su manera de narrar mas que correcta hace que en ningún momento perdamos el hilo del relato lo cual es de agradecer y aunque parezca sencillo no todos dominan ese arte.

En resumen una obra que para los que desconozcan el universo terrorífico de Joe Hill servirá para que se acerquen a él y para los que ya estén familiarizados poco mas que decirles por que saben muy bien donde se meten. Una obra para disfrutar en el silencio de la noche mientras escuchas como la puerta de cierto Rolls Royce negro se abre y una voz te invita a viajar hasta Christmasland.

Portada

Título original: Wraith: Welcome To Christmasland
Título en español: Wraith, Espectro

Guión: Joe Hill
Dibujos: Charles Paul Wilson III
Color: Jay Fotos
Publica: IDW
Edita en España: Planeta DeAgostini Cómics
Fecha original: 2014
Fecha de publicación en España: 2015

Nº de páginas: 172

Anuncios

Un comentario en “Wraith, de Joe Hill & CP Wilson III [Reseña]

  1. ¡Fenomenal reseña, Ryan! Tiene una pintaza tremenda este cómic. Joe Hill no defrauda, como su papaíto 😛 Yo me estoy leyendo el libro NOS4A2 y me está encantando. En cuanto me lo acabe, me pongo con este “Wraith”, que me has creado todo el hype comiquero 😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s