Batman no es un héroe. Es solamente un hombre. Susceptible de equivocarse, vulnerable y furioso. En una Gotham City donde amigos y enemigos son indistinguibles, el camino que llevará a Bruce Wayne a convertirse en “El Caballero Oscuro” presenta más obstáculos que nunca.

Centrada en castigar a los verdaderos asesinos de sus padres, y a la corrupta fuerza policial que los dejó escapar, la sed de venganza de Bruce Wayne alimenta su enloquecida cruzada y nadie, ni siquiera Alfred, podrá detenerle.

Con la salida del segundo tomo de Batman: Tierra Uno he aprovechado para una lectura conjunta de los dos para así escribir un texto más íntegro y para así ayudar al lector con ese empujoncito que todos necesitamos de vez en cuando para lanzarnos de cabeza a una posible compra.

Es obligatorio decir que el Batman que aparece en este nuevo reboot es un personaje exultantemente realista, al igual que ya vimos en las películas de Christopher Nolan.

Batman-Earth-One

Aquí tenemos a un Bruce Wayne primerizo y torpe que está empezando a ser lo que todos y cada uno de nosotros conocemos de él, y que no es otra cosa que el mejor detective del mundo.

Además, me ha encantado el toque un tanto frágil que le ha dado el guionista a Bruce Wayne, humanizando al personaje y haciéndolo muy accesible; que es lo que realmente importa cuando leemos un cómic: empatizar con los héroes de manera directa.

Geoff Johns retrata al héroe más oscuro del Universo DC en un personaje con múltiples matices, al igual que el elenco que lo rodea en estas páginas, encontrando versiones de secundarios que al principio pueden chocar con la idea que tenemos en nuestra cabeza desde siempre, pero que conforme avanza la historia, los hacemos de nuevo nuestros como si no hubiera existido anteriormente un ayer.

VS The Croc

Por otra parte tenemos a un pletórico Gary Frank en el apartado gráfico, dando lugar a uno de sus mejores obras hasta el momento. Yo, por mi parte, creo que no han podido elegir a otro dibujante mejor para esta nueva reformulación de Batman y todo lo que rodea al mismo (por citar sólo uno de sus aportaciones a la historia, su Killer Croc me parece bestial…).

En definitiva: un reboot altamente entretenido y adictivo que deja con unas ganas tremendas de leer su tercer y último tomo para saber cómo esta leyenda del noveno arte acabó defendiendo a su querida Gotham.

Vol.1Vol.2

Anuncios