Por fin uno de los mangas mas esperados hasta hoy ha visto la luz en nuestro país de la mano de la Editorial Ivrea, no es otro que One Punch Man, por si alguien aún lo dudaba.

Merece la pena contar como nació esta serie. En el 2009 un tal One comenzó a publicar en una web las aventuras de Saitama, encargándose el mismo del guión y del dibujo.

El éxito fue tal que no tardaron en ofrecerle su publicación en formato manga manteniendo al autor como guionista y encargando el dibujo a un profesional como Yusuke Murata.
Saitama

Lo siguiente que vendría sería su adaptación al anime en una serie de doce capítulos más un OVA que se estrenó casi simultáneamente en Japón y en Europa.

¿Cúal es el secreto del éxito tan arrollador de One Punch Man? Para mí la clave esta en la originalidad de la historia que aunque podamos catalogarla de Shonen (mangas dedicados a chicos que por lo general son de combates y aventuras) tiene un enfoque muy distinto a lo leído hasta ahora como pueda ser Naruto, Bleach o Dragon Ball.

Para empezar, os contaré un poco el argumento de la historia. Saitama, nuestro protagonista, vive en Ciudad Z (una de las muchas ciudades ficticias que el autor sitúa en Japón). Cuando es despedido de su trabajo, nuestro futuro héroe dedica su tiempo libre a entrenar, encontrar las mejores ofertas en el supermercado y ver la tele. A simple vista es una persona normal y corriente casi tirando a vulgar pero su entrenamiento le ha convertido en un ser superpoderoso a la vez que le ha hecho perder el pelo totalmente.

Combates hilarantes

Ahora, vestido con un uniforme y una capa, dedica su tiempo libre a pasar el rato luchando contra las múltiples amenazas que asola la ciudad. Saitama no es un personaje motivado y activo, mas bien muchas veces se encuentra entre el aburrimiento mas grande y la depresión; sin abandonar el punto de comedia en ningún momento.

El apartado gráfico está a cargo de Yusuke Murata un autor que se declara fan de Dragon Ball y que maneja estilos muy diferentes en el cómic (al igual que Toriyama) desde el humorístico al mas dramático. Los diseños de personajes están entre lo ridículo y lo bizarro incluyendo monos cyborgs y cangrejos con pezones dibujados en el pecho. Todo un alarde de absurdo total que hace que el humor esté presente en todos los capítulos.

Un gran arranque de serie que añade algunos detalles que no han sido revelados en el anime y que en mi opinión hacen a este bastante superior.

Para cualquiera que aún tenga dudas que se haga un visionado de capítulos y se dará cuenta de que estamos ante una de las series mas frescas y divertidas del panorama del manga.

Ok

Anuncios