Recientemente, Image publicó a modo de one-shot el cómic ganador del concurso anual de talentos convocado por su filial Top Cow. El relato que se llevó el gato al agua se llama The 13th Artifact, y está creado por los hasta ahora desconocidos Amit Chauhan Eli Powell. ¿Merece la pena el invento? Sigue leyendo.

“The 13th Artifact” es un relato breve de ciencia ficción que nos presenta el accidentado aterrizaje de una astronauta en un planeta desconocido. Tras caer en el mar, no tardará en alcanzar tierra firme para darse de bruces con una civilización muy parecida a la humana pero esclavizada por motivos que se desvelarán en el desenlace del cómic.

The13thArtifactPortada

La obra es un estimable ejercicio de síntesis, ya que en apenas 22 páginas Chauhan logra exponer de principio a fin una trama que cuenta con varios elementos. Lógicamente, la brevedad del cómic hace imposible un desarrollo detallado de personajes o situaciones, pero supongo que una de las normas del concurso de Top Cow establecía un número bastante corto de páginas para la historia.

La sensación que deja la obra es la de los antiguos relatos cortos de terror o ciencia ficción que aparecían en revistas o como suplemento de otros cómics, es decir, una historia sencilla pero impactante que cuenta con un golpe de efecto en su desenlace. En ese sentido, “The 13th Artifact” cumple bastante bien.

The13thArtifact1

Está claro que no estamos ante un cómic que pasará a la historia, pero dentro de sus limitaciones desempeña su función bastante bien. Su premisa, e incluso su tono, puede recordarnos a lo que está haciendo Rick Remender en Ciencia Oscura, de hecho creo que la inspiración es bastante evidente.

El dibujo de Eli Powell, sin ser ninguna maravilla, cumple a la perfección la misión de ajustarse al tono de una historia tan breve. Como sucede con el guión, también me parece ver cierta influencia del arte de Matteo Scalera en la mencionada “Ciencia Oscura”.

The13thArtifact3Poco más se puede decir de una obra tan concisa. Estamos ante uno de esos cómics que tienen un sugerente inicio y un acertado desenlace, que se lee en un suspiro y que, pese a no profundizar en ningún aspecto de lo que cuenta, nos presenta una historia de ciencia ficción suficientemente interesante y que no me extrañaría ver convertida en miniserie o serie regular en un futuro.

Anuncios