Antes de empezar, tengo que decir que cometí un error de principiante con Sunflower. Y es que procedí a su lectura pensando que era una obra autoconclusiva y contenida en las más de 170 páginas de este volumen. Para mi sorpresa, el cómic finaliza con un gran “continuará” precedido por un tremendo cliffhanger. Esto me pilló desprevenido, pues no da la impresión de que la trama pueda extenderse mucho más de lo que nos cuenta este tomo.

sunflower4

La historia de “Sunflower” gira alrededor de CJ, una mujer que vive aislada del mundo desde que su marido y su hija pequeña fueron asesinados en un incidente del que no se nos dan demasiados detalles. Diez años después del suceso, CJ recibe una postal cuyo único texto es la palabra Sunflower, que es el apodo por el que conocía a su hija. Ella lo interpreta como una señal de que sigue viva, lo cual le dará una motivación para salir al mundo y emprender la búsqueda de la hija desaparecida.

Lo que comienza como una típica historia de venganza se torna en algo misterioso, ya que las averiguaciones que va haciendo la protagonista la conducirán a sumergirse en un mundo turbio y oculto. Siempre bajo un tono de thriller, estamos ante una obra con claras influencias de series televisivas modernas como True Detective o The Killing. Ese es el tono por el que se mueve “Sunflower”, un tono ciertamente oscuro tanto en forma como en fondo que funciona bastante bien.

Este cómic es un buen ejemplo de que se puede contar una historia en principio sórdida y profunda sin tener que llenar las viñetas de cuadros explicativos y bocadillos de diálogo. Y lo consigue gracias a la mencionada influencia del mundo televisivo (o cinematográfico, ya que ambos se parecen cada vez más), utilizada como un método narrativo más visual que otra cosa. El guión, originalmente obra de Mark Mallouk como guión cinematográfico y adaptado al cómic por Andi Ewington, permite que sea el dibujo el que nos vaya contando la trama. Esto se beneficia de la buena labor del dibujante Lee Carter, que utiliza un estilo muy agradable a la vista, con una línea clara que puede recordarnos a algunas series televisivas de animación. También el color está muy bien implementado, otorgando el tono necesario para cada secuencia.

sunflower2

Tal vez se le pueda reprochar a la obra la introducción de algunos elementos que no terminan de quedar claros o justificados respecto a la trama, como las referencias a la mitología egipcia. No obstante, esto bien podría quedar compactado cuando continúe la obra. Hay que decir que el cómic está editado por 451 Entertainment, grupo multimedia fundado por el director de cine Michael Bay y que cuenta con una división dedicada al mundo del noveno arte. Viendo lo bien que ha quedado “Sunflower”, habrá que estar antentos a próximas publicaciones de este sello.

Anuncios