Babyteeth: criando al hijo del mal

No debe ser fácil ser el anticristo. Tu llegada a la Tierra viene anunciada por importantes seísmos, necesitas sangre para alimentarte desde que eres un bebé, y hay mucha gente interesada en acabar contigo, importándoles un comino que seas un recién nacido. Todo te convierte en un ser tan popular como odiado, y la única que parece comprenderte es tu madre. Tu madre adolescente y primeriza que lee cómics (no en vano te ha puesto Clark de nombre) y que apenas sabe qué hacer para que dejes de llorar. Bueno, al menos podrás divertirte con mapaches demoníacos procedentes de otras dimensiones.

Babyteeth1Ahí lo tenéis. En pocas líneas, esa es la trama de Babyteeth, otra de las series con las que la editorial Aftershock intenta afianzar posiciones dentro del mercado americano. Con una premisa que remite directamente a clásicos del terror, «Babyteeth» sabe aprovechar sus virtudes de una manera que tal vez no es la más evidente. Y es que, pese a estar ante un cómic que gira alrededor de la venida del anticristo, no encontramos en el primer volumen demasiado terror. Si acaso, se nos brindan unas cuantas imágenes impactantes derivadas de las peculiares características de tan adorable bebé. Más allá de eso, la historia guionizada por Donny Cates (God Country) avanza en un tono desenfadado con una clara tendencia al humor negro y presenta una serie de subtramas y personajes secundarios que le dan a la obra un cariz que puede recordar en algunos puntos al Predicador de Garth Ennis. La trama es interesante, y Cates logra que nos encariñemos con Sadie, la joven protagonista, su hermana Heather y su padre. Y por supuesto, con el pequeño Clark y sus particulares necesidades.

El guion juega muy bien con el tiempo, alternando entre líneas temporales de manera acertada (el cómic está narrado desde el futuro, con Sadie grabándose en su móvil mientras cuenta al detalle todo lo que rodeó al nacimiento de su hijo). Esta forma de narración le permite a Donny Cates hacer un buen uso del cliffhanger, cosa que ayuda a que el lector quede enganchado a la historia de la misma manera que Clark se engancha al pecho de su madre. Algo que solemos comentar en muchas series actuales, y que vuelve a cumplirse en «Babyteeth», es la utilización de un modelo bastante influenciado por el medio televisivo, que muchas veces parece querer facilitar una hipotética adaptación a serie de TV.

Babyteeth2Lo más flojo del cómic, para mi gusto, está en el dibujo del escocés Garry Brown (Black Road), cuyo estilo da la impresión de estar un poco apresurado. Desde luego no es el trazo de Brown algo que atraiga lectores por su preciosismo o su gusto por el detalle, pero volvemos a estar en el caso de una obra en la que el dibujo queda totalmente al servicio de la historia, y ahí es donde el trabajo del dibujante demuestra cierta efectividad.

No cabe duda de que, más allá de su regulero aspecto visual, «Babyteeth» logra generar un interés en el lector con su interesante desarrollo y las grandes posibilidades que ofrece. Una vez concluído el primer volúmen que comprende cinco números, las espadas están por todo lo alto y la historia del anticristo recién nacido apenas acaba de comenzar. Grandes dosis de caos y destrucción están por venir, estamos seguros de ello.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s