Roman Ritual: De Exorcizandis Obsessis a Daemonio

“Solo se fijan en la cumbre, lo que apunta hacia los cielos. No quieren todos esas fallas que se abren a sus pies…”

Uno de los géneros más difíciles es el del terror. Conseguir asustar a alguien implica que el autor, mediante su ingenio y capacidad de sorprender, lleve al lector hacia ese terreno siniestro, donde lo extraño puede hacerse malévolamente conocido o lo conocido tornarse en algo extraño. Muchos lo intentan pero pocos lo consiguen en un género que se ha plagado de clichés y lugares comunes tanto en la literatura como en otros medios de expresión, ya sea el cine o los cómics. Llevar metafóricamente a un lector o espectador a esa sensación que seduce a la vez que produce repulsa está al alcance de pocos creadores. Hoy nos centraremos en uno de los autores capaces todavía de sorprender y asustar en el panorama patrio del cómic de terror: El Torres. Como muestra, una de sus obras más inquietantes: Roman Ritual.

Juan Torres, más conocido como El Torres, es el guionista español con más proyección internacional. Galardonado con varios premios, entre ellos el de mejor guion en el Expocomic del 2015 y en el 34 Saló del Cómic de Barcelona en 2016 por “El Fantasma de Gaudí”. Este pasado 2017 se hizo también con los de mejor guionista y rotulista por la obra “Camisa de Fuerza” en los premios Carlos Giménez. Guionista versátil, es capaz de salir airoso de encargos tan diversos como “El Ministerio del Tiempo: Tiempo al Tiempo”, los cómics de “El Rubius” o la adaptación al cómic de la novela “Hoy me ha pasado algo muy Bestia”, como de seguir elaborando proyectos más personales. Acostumbrado a publicar primero en los Estados Unidos, y tras haber pasado creaciones suyas por editoriales como Image o IDW Publishing, en 2012 funda el sello Amigo Comics, para publicar directamente en los Estados Unidos. De esta manera, desde Málaga nacen cómics que se bregan mes tras mes en el mercado mundial más competitivo de cómics y que han conseguido, grapa tras grapa, hacerse un hueco en las estanterías yanquis. “Nancy in Hell”, “El Bosque de los Suicidas” o “Bribones”, entre otros, ya son referencias conocidas para lectores de ambos lados del Atlántico. Es precisamente en Amigo Comics donde se editó por primera vez 2014 “Roman Ritual” en formato grapa en una serie limitada de cuatro números.

Partiendo de varios estereotipos del subgénero de posesiones demoniacas, El Torres nos plantea una premisa de partida en la que nos encontramos a un sacerdote especializado en exorcismos que es llamado por el Vaticano para que se ocupe de una de las mayores amenazas que han acechado a la Iglesia Católica en toda su existencia. Un problema que si trasciende los muros de la Santa Sede puede suponer la extinción de la propia institución: la presencia de agentes “del maligno” es nítidamente palpable en las altas esferas de la curia. El padre John Brennan, el exorcista encargado de la tarea, tendrá que hacerle frente y descubrir el origen del problema, mientras ciertos elementos del clero se opondrán a que pueda desarrollar su trabajo. En un contexto netamente opresor, cargado de secretismos en pos del “bien mayor” que es la propia supervivencia de la organización, Brennan irá desentrañando el origen y causa del mal que asola al Vaticano.

Con un excelente ritmo que atrapa al lector, el guionista malagueño sorprende en una trama bien sazonada de sorpresas, guiños a los aficionados al género, excelentes caracterizaciones y suficientes elementos para atemorizar, tanto sobrenaturales como terrenales. Estos últimos quizá más inquietantes al ser ciertos y humanos, de los que se encuentran con regularidad al abrir un periódico. Son los que quizá al acabar la lectura den motivo de reflexión. El dibujo de Jaime Martínez (“El Ministerio del Tiempo” o “Paseando al Fantasma”) apunta al mismo objetivo, dando por un lado un excelente reflejo de la siniestra atmosfera opresiva que envuelve al relato y, por otro, dotando la expresividad necesaria en los primeros planos, que eleva la intensidad emocional de la trama. Los colores y tonos aplicados por Sandra Molina son los que una historia como esta demanda, acentuando la oscuridad y desazón.

La edición española de 2016, corre a cargo de Dibbuks, en una cuidada presentación en formato cartoné de 112 páginas. El propio Juan Torres se encarga de la rotulación y diseño del volumen, así como un epílogo donde explica detalles del proceso de creación de la obra, además de incluirse bocetos y las portadas de cada una de las grapas que se editaron. Como guinda, el tomo incluye un prólogo firmado por el director de cine Paco Plaza.

Cabría destacar una última recomendación a la hora de afrontar la lectura de esta obra: es deseable no ojear previamente el volumen y empezar a leerlo sin más. Las imágenes que acompañan a este texto se han seleccionado para no fastidiar ninguna de las sorpresas que deparan al lector que se adentre en el tebeo. El único riesgo probable es que la trama, el suspense y el terror planteado en “Roman Ritual” obliguen al lector a no parar de leer hasta la última página. Y eso no todos los cómics lo consiguen. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.