Batman Caballero Blanco: La broma definitiva del Joker


 “La única razón por la que Gotham permite tu existencia es porque está aterrorizada de mí.”

Si hay una constante en DC Comics es que siempre ha cuidado a su icono estrella: Batman. El Caballero Oscuro hace tiempo que desbancó a Superman como el mayor activo de la editorial y en DC han sabido potenciarlo y rentabilizarlo. Es el personaje de la “distinguida competencia” con más series en el mercado, tanto protagonizadas por él como cabeceras de secundarios que han nacido de sus páginas. Además, es el candidato ideal para la mayoría de proyectos estrella de la editorial desde hace varias décadas. Baste recordar el “Dark Knight Returns” de Frank Miller, “La Broma Asesina” de Alan Moore y Brian Bolland o “Arkham Asylum”de Neil Gaiman y Dave McKean en la década de los ochenta. Sus series siempre han contado con guionistas y dibujantes hot que han logrado etapas para el recuerdo del aficionado. Actualmente, el mayor activo de DC comics cuenta con uno de los guionistas más punteros en su cabecera principal, Tom King, y con dos proyectos estrella en curso que siguen fortaleciendo y expandiendo al icono. Uno es “The Dark Prince Charming”, de Enrico Marini y que se coedita junto a Dargaud, del cual ya reseñamos el primer volumen de la obra. El otro proyecto estrella es este ‘Caballero Blanco’ de Sean Gordon Murphy. Una serie limitada de ocho entregas que finalizará su andadura en los Estados Unidos el próximo 2 de mayo con la edición del octavo número, y que ahora llega a España su primera entrega.

Sean Gordon Murphy se puede considerar uno de los últimos artistas de cómic que ha alcanzado el estatus de estrella en la industria. En los últimos diez años su evolución como artista y notoriedad en el medio ha crecido exponencialmente, avalada por trabajos como “Joe el Bárbaro” junto a Grant Morrison, “El Resurgir”, junto a Scott Snyder o “Tokyo Ghost”, junto a Rick Remender. Como autor completo, es imposible hablar de Murphy sin citar su obra cumbre hasta la fecha: “Punk Rock Jesus”. Su personal estilo, originalidad y maestría narrativa lo han encumbrado a día de hoy a ser uno de los artistas a tener en cuenta en cada paso que dé.

Para Batman Caballero Blanco – “White Knight” – Murphy nos propone una premisa de partida inquietante: un Joker reformado y curado de su locura convertido en benefactor de Gotham, respaldado por el establishment de la ciudad, mientras que Batman está encerrado en Arkham como un maniaco más. Inquietante punto de partida en lo que entrevemos como la broma definitiva del Joker: despojar al caballero oscuro de la respetabilidad que le otorga su ciudad hasta quedar repudiado en un manicomio. A partir de aquí Murphy nos relatará con gran maestría el cambio de estatus de los dos protagonistas de la obra, mientras pone de manifiesto varias de las miserias humanas de las sociedades actuales. Así pues veremos que el ascenso social del caballero blanco, funcionando esta evolución de manera natural y creíble dentro de lo que son los parámetros conceptuales del universo del murciélago. Además, Murphy deja suficientes elementos a lo largo de la historia que reflejan varias afecciones de las que adolece la sociedad actual.

Una trama que, entrega tras entrega, va a ganar en intensidad. A ello ayuda notablemente el arte de Murphy con páginas que son auténticas delicias visuales, llevando a los ojos del lector por una narrativa gráfica que marca acertadamente el tempo y la intensidad de la historia cuando el relato así lo exige. La paleta de colores de Matt Hollingsworth, totalmente al servicio de la narración, es otro de los puntos fuertes a destacar. Es por ello que estamos, por los resultados obtenidos, ante una obra que se acerca más a lo que se entiende conceptualmente como cómic de autor, en las antípodas del tradicional cómic mainstream.

Posiblemente estemos ante uno de los cómics de Batman del año – con permiso del trabajo de Marini en ‘The Dark Prince Charming‘ –, de los que son llamados a ser clásicos. Lo publicado por DC hasta ahora sigue mostrando la solidez necesaria para erigirse en clásico a futuro. Las seis entregas ya editadas en Estados Unidos no solo han colmado las expectativas del fandom sino que han elevado el hype ante la conclusión de la serie. “Batman Caballero Blanco” es un buen ejemplo de que con iconos clásicos se pueden obtener historias novedosas, con independencia del bagaje que arrastren. Solo hace falta dos ingredientes para ello: talento y creatividad, que es lo que Murphy demuestra en esta obra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s