Punks Not Dead: Algo vivo y divertido [Avance USA]

“Esa otra voz …

Bueno, es mi amigo …

En realidad está muerto …

Su nombre es Sid.”

RESEÑA PUNKS NOT DEAD IMAGEN 3

Bajo el lema “do it yourself” – “hazlo tú mismo” – irrumpió en el ’77 uno de los movimientos musicales que sacudió los cimientos de la música: el punk. Arrolló desde su epicentro londinense contra una escena musical excesivamente perfeccionista y grandilocuente, devolviéndole la esencia del rock primigenio y retornando el protagonismo a chavales de barrio que, si bien no poseían la técnica y habilidad de los músicos de la generación precedente, tenían la dosis de creatividad que suplía las carencias técnicas y la rabia contestataria de una generación que tuvo que lidiar con las políticas conservadoras imperantes en el Reino Unido. Nombres como The Damned, The Clash o Sex Pistols han quedado para la historia de un seísmo cultural tan intenso como definitorio del último cuarto del siglo XX, un movimiento que sirvió como influencia a otros campos, como el cómic underground y el independiente.

“Hazlo tú mismo” también parece ser el lema de Shelly Bond, que tras trabajar como editora de Vertigo durante dos décadas, ha emprendido un nuevo camino creativo con el nuevo sello Black Crown para la editorial IDW con una propuesta editorial a priori interesante: bajo el logo de la corona negra diseñado por Phillip Bond, encontraremos una línea de cómics con dos particularidades que la van distinguir del resto de la oferta actual. En primer lugar, la música y elementos culturales van a tener mucha presencia; en segundo término, todas las cabeceras editadas, que contarán historias independientes, tendrán un nexo: el ficticio pub Black Crown (el cual aparecerá de vez en cuando en cada uno de los títulos). Una propuesta editorial para no dejar indiferente a los aficionados.

RESEÑA PUNKS NOT DEAD IMAGEN 2

En estos parámetros nos encontramos con uno de los primeros títulos del sello: Punks Not Dead, de David Barnett y Martin Simmonds, que nos sirve de muestra de las dos premisas bajo las que se engloba el sello de Black Crown. Punks Not Dead (que también es el título del primer disco de otra legendaria banda punk, The Exploited ) nos va a contar la historia de una curiosa historia de amistad entre Fergie, un adolescente de clase trabajadora que vive con su madre, y el fantasma de un punk llamado Sid. Si bien gráficamente Sid es un homenaje al icónico bajista de los Sex Pistols, Sid Vicius, Barnett explicó en los correos de la edición estadounidense en grapa que su fantasmal punk no es Vicius, sino una encarnación del espíritu ´77 del punk primigenio. De hecho, el fantasmal colega de Fergie va a resultar mucho más lúcido, tierno en alguna ocasión y mordaz en otras, que el homenajeado del cual toma su imagen.

Sid se va a convertir en una especie de apoyo para Fergie, el cual será el único que pueda verlo. Sid, por su parte, le enseñará algunas cosas a su adolescente colega mientras le descubrirá el punk original. Un acertado contraste, pues Fergie  no deja de ser un chaval que nació en el 2003 y algún choque generacional nos vamos a encontrar, además de la particularidad de que uno está vivo y otro muerto. Alrededor de esta peculiar pareja, Barnett (“Hinterland”, “Angelglass”)  construye un argumento sólido en la que Sid y Ferggie se van a ver envueltos en algo más grande de lo que a priori parece. Un asunto más serio del que tomará partido el departamento de asuntos extra-usuales del MI5, con la agente Dorothy Culpepper llevando las riendas del caso. Uno de los otros aciertos que esconde el guion de Barnett es esta agente de lo paranormal con estética marcadamente mod: otro guiño músico-cultural del tebeo y otro personaje que hace entrañable esta historia. Un relato que va ganando consistencia conforme avanzan las entregas, donde Barnett maneja sabiamente los golpes de efecto, el humor británico y la profundización en los personajes principales mientras nos conduce por esta original propuesta.

RESEÑA PUNKS NOT DEAD IMAGEN 1

Martin Simmonds (“Mercurio. Sin Redención”) se encarga del arte de Punks Not Dead (con la ayuda a los flats de Dee Cunniffe) manejando las composiciones de página para dar en todo momento la intensidad que pide el ritmo de la historia. Viñetas con  profundidad y  detalle que guían al lector a lo importante. Los colores vivos del “mundo real” en contraste con el fantasmal Sid, así como los momentos pop del pasado “sixty” de la agente Culpepper son otros de los aciertos que guarda este tebeo a lo largo de sus entregas.

El primer arco de seis números de Punks Not Dead ha acabado de editarse en los Estados Unidos este verano y en otoño saldrá a la venta en formato TPB. Antes de que acabe el año Medusa Comics lo traerá a España en este formato. La historia promete continuar. No es para menos ya que este primer arco pide más, tanto por el carisma de algunos de los personajes de esta serie como por lo que pueda ocurrirles. No sabemos ciertamente  que tendrán preparado Barnett y Simmonds para Fergie, Sid y los demás. En todo caso, este es un viaje que no nos vamos a perder.  Para amenizar la espera, dejaremos sonar “Never Mind the Bollocks” de los Sex Pistols a un volumen razonablemente consistente. Posiblemente nos pasemos a tomar una cerverza por el Black Crown.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.