Kick-Ass. The New Girl: Nueva chica, misma intensidad [Avance USA]

Mark Millar ya forma parte desde hace tiempo de ese selecto grupo de guionistas “hot” de la industria del noveno arte. Con un estilo que, cuanto menos, no deja indiferente al grueso de los lectores, su nombre es ya indisoluble de grandes cómics como “The Ultimates”, “Civil War”, “Superman Hijo Rojo”, “1985“, “Old Man Logan”, “Wanted” o “Kick-Ass”. Sus admiradores destacan la originalidad e intensidad de sus historias. Sus detractores, que también los hay, optan por resaltar el reciclaje en sus guiones de conceptos ya existentes en el medio. En todos los análisis hay un nexo común: siempre nos encontramos con historias efectivas y efectistas. Hasta en los momentos más bajos Millar nos brinda excelentes diálogos y caracterizaciones certeras de personajes que, si bien pueden inspirarse en clásicos del noveno arte o son revisitaciones de conceptos previos, tienen un punto de originalidad que los hace únicos. En sus historias, diseñadas como futuros blockbusters tanto para el cine como en formato serie, siempre hay un punto que engancha al lector para que no abandone esa lectura hasta el final. Y es que hay una particularidad que dota de adrenalina sus relatos: el “tempo” que sabe imprimir a lo que cuenta, la manera y el ritmo en que discurre la historia. Es, junto a las excelentes caracterizaciones de sus personajes, otro de los ases en la manga que guardan sus guiones.

KICK ASS NEW GIRL IMAGE TEXTO 3

Las andanzas de Kick-Ass han supuesto uno de los mayores éxitos de Mark Millar con personajes de creación propia. Éxito tanto comercial como artístico, Millar demostró tener olfato a ambos niveles  para contarnos las aventuras del adolescente Dave Lizewski, aficionado a los cómics de superhéroes, que decide impartir justicia en el mundo real con desiguales resultados. Un cómic que supuso un soplo de aire fresco en el mercado estadounidense cuando se editó en 2008, por las altas dosis de mala uva, humor y violencia que escondían sus viñetas. A ello ayudó el dibujo de un John Romita Jr. en estado de gracia, demostrando su maestría en esta sarcástica deconstrucción del género. Kick-Ass supuso tal éxito que a la primera serie limitada le siguieron otras dos y un spin-off de uno de los secundarios más entrañables que ha creado Millar: Hit-Girl. Además de ello, cabe resaltar las dos adaptaciones al cine de las dos primeras series.

En la actualidad, los años en que llevaba el uniforme Dave Lizewski ya han quedado atrás. Ahora Hit-Girl opera en solitario haciendo misiones por el mundo en su propia serie mensual. Ninguno de ellos aparece, por el momento, en el nuevo volumen de Kick-Ass, quedando como único nexo con el pasado el uniforme y el concepto. ¿Es suficiente con eso para que Millar mantenga el interés de la cabecera? La respuesta es rotundamente afirmativa. El guionista escocés lleva un paso más allá el concepto primigenio de Kick-ASS, personas con trajes de superhéroe en la vida real, dejando en esta nueva etapa el humor a un lado para darnos una visión de la realidad social y económica más dura y cruda. Para ello, se sirve de la nueva protagonista: Patience Lee.

KICK ASS NEW GIRL IMAGEN TEXTO 2

Patience es una sargento de élite que vuelve de su servicio en Afganistan con planes de retomar su carrera universitaria de ingeniería y cuidar a sus hijos. Pero todo se viene abajo cuando su pareja decide abandonarla y Patience se ha de encargar de cubrir las necesidades de manutención de la familia. Pronto se dará cuenta de que sus habilidades como soldado poco pueden servir en un mundo donde “los malos hacen más dinero”. Ese es el punto de partida que va a llevar a esta mujer que ronda la treintena a ponerse un traje y robar a una organización mafiosa, demostrando que esta madre es capaz de todo para mantener a su familia. Ni que decir tiene que la motivación de Patience es menos “idealista” que la de los anteriores protagonistas de la cabecera, pero quizá es una motivación más real y posible. A partir de aquí, el relato adquirirá, entrega tras entrega, altas cotas de intensidad y vértigo. Con una hábil capacidad de síntesis, Millar nos va a definir con los elementos justos a los personajes principales de esta nueva etapa, mientras que el arco argumental discurrirá por un viaje de adrenalina en el que, tras la lectura de las seis primeras grapas, el lector tendrá el pleno convencimiento de la razón de ser de esta serie y de que Patience ha venido para quedarse.

Parte de esa adrenalina que proporciona la historia es obra de John Romita Jr. En este caso con un estilo gráfico más libre, no tan condicionado por las tintas de Tom Palmer como en la anterior etapa de Kick-Ass, los lápices de Romita Jr ganan en dinamismo. Unas páginas que ante todo  aportan urgencia cuando la historia lo requiere, duelen cuando se muestra violencia y atrapan, como toda historia bien narrada gráficamente. Una muestra más de la grandeza de John Romita Jr. Poco más hay que añadir. Simplemente son páginas para que cualquier aficionado al cómic las disfrute.

KICK ASS NEW GIRL IMAGEN TEXTO 3

Peter Steigerwald es el encargado de entintar y colorear a Romita Jr. y da la sensación que ha respetado la fuerza narrativa de los lápices de Romita Jr. Quizá esa es una de las mejores cosas que se puedan decir de un entintador: que sume y se adapte a los lápices que tiene que entintar. Que renuncie a su personalidad en pos de respetar el estilo gráfico del dibujante. Esa es la sensación que nos dan las tintas de Steigerwarld y creemos que es un acierto.

Millar y Romita Jr. asientan las bases de la nueva Kick-Ass en este arco y dejan preparada la serie así para que el testigo pase, en el segundo arco, a Steve Niles y Marcello Frusin. A partir de aquí veremos por donde discurren las vivencias de Patience. Por el momento, el primer tpb de la nueva etapa nos vuelve a demostrar la grandeza de sus autores y nos confirma, una vez más, por qué Mark Millar está considerado como uno de los mejores guionistas de los últimos años. No por nada nos dedicamos en el noveno episodio de la segunda temporada del podcast de Heraldos de Galactus a analizar tres de sus obras.  Por el momento, y a la vista de lo publicado este año en  Kick-Ass y en la nueva serie “The Magic Order”  , da la sensación de que Millar ha vuelto y en excelente forma. Un guionista efectista y efectivo, un excelente creador de personajes que conoce los trucos y resortes clave para que sus relatos proporcionen la adrenalina necesaria al lector. Un tipo que “por cómo lo cuenta”, siempre mantiene el interés del lector hasta el final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.