Cuéntalo: la pesada carga de lo inconfesable [Reseña]

Es innegable que los demonios existen. Habitualmente disfrazados con ropajes que les hacen pasar por personas normales, son especialistas en acechar a gente que, bien porque atraviese un momento de debilidad, bien porque sea demasiado joven como para conocer el verdadero miedo, suelen caer presa de sus trucos a las primeras de cambio. Especialmente sensibles a su poder es la adolescencia, etapa en la que la vanidad y la arrogancia actúan como un velo que impide ver a dichos demonios. Con Cuéntalo asistimos a una fiel representación de todo esto.

«Cuéntalo» es una novela gráfica orquestada por la escritora Laurie Halse Anderson y la artista Emily Carroll (Cruzando el bosque), que adapta al cómic la novela de 1999 Speak de la propia Laurie Halse Anderson. Nos encontramos aquí con un relato crudo que gira en torno a un evento tan traumático como es una violación, en este caso basado en la propia experiencia personal de la autora. «Cuéntalo» nos sitúa en el mundo de Melinda, una adolescente a la que vemos desenvolverse con dificultad en su día a día, luchando como puede por abrazar una normalidad que no es capaz de alcanzar. Retraída y con nulas capacidades sociales, ve cómo las personas a las que una vez consideró amigas en el instituto la ignoran después de que Melinda llamara a la policía durante una fiesta. El único resquicio de luz se lo proporcionan Heather, una amiga que tiende a hablar siempre de sí misma, y el señor Freeman, su profesor de arte.

Cuentalo2

Estamos ante una obra que se asienta narrativamente sobre dos bastiones principales. Uno es la estancia de Melinda en el instituto Merryweather, y el otro la deteriorada relación que mantiene con sus padres. Con esos mimbres, el relato adquiere la forma de un slice of life que se ve influenciado continuamente por las sensaciones por las que atraviesa la protagonista. El estado de ánimo de Melinda se va oscureciendo a medida que las páginas avanzan y se nos van desvelando más detalles sobre lo que le sucedió. La veremos aislarse cada vez más en el instituto y en su casa, poniendo entre ella y el mundo un muro sin puertas ni ventanas. Su entorno se nos muestra hostil y peligroso, cosa que ayuda a que el nivel de empatía del lector con Melinda crezca según la historia sube en intensidad.

Para mi gusto, la novela gráfica acierta al adoptar un punto de vista que no se centra exclusivamente en el suceso de la violación, sino que se toma su tiempo en dibujar al detalle la personalidad de su protagonista añadiendo por el camino pequeños toques de humor (los continuos cambios de nicknames de los alumnos del instituto resultan muy graciosos) que vienen muy bien para aliviar el componente dramático. El retrato que las autoras hacen tanto de la unidad familiar como del entorno universitario donde se desarrolla la mayor parte de la acción resulta triste y algo deprimente, pero totalmente reconocible en los tiempos que corren. Con ello, la sensación que deja la obra es la de enfatizar la soledad en la que está sumido el individuo en la sociedad actual, y es por ello que no es difícil empatizar con su mensaje.

Cuentalo3

Podría pensarse que una historia de estas características tan personales podría beneficiarse de un dibujo realista y crudo. Sin embargo, lo que aporta Emily Carroll es un trazo de línea clara que en todo momento sirve a los dictados de la historia y se esfuerza por lograr enfatizar el mensaje global del relato, complementándolo a la perfección. Con cierto toque manga, muy patente en el diseño y caracterización de los personajes, así como en sus tonalidades de blanco, negro y gris, el estilo de Carroll se adapta sin fisuras a la obra, sumándose a la corriente de este tipo de dibujo en cómics de carácter más independiente.

Respetando la edición americana, La Cúpula ofrece la novela gráfica en un formato en rústica bastante manejable para contar con 386 páginas de un papel de calidad bastante grueso. «Cuéntalo» es un cómic que se hace necesario en su función de llegar a un sector de la población más necesitado de valores que nunca. Es este un tipo de obra que no va orientado a sorprender con su originalidad, sino que se concentra en revelar una realidad con la que por desgracia convivimos. Sin duda, con cambiar el modo de ver las cosas de una sola persona, las autoras ya habrán triunfado en su cometido. Dicho esto, espero que su influencia sea mucho, mucho mayor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.