Ordinary: el hombre corriente ante lo extraordinario [Reseña]

Vivo en un piso de mierda, me estoy quedando calvo. Soy bajito, huelo mal, mi mujer me ha dejado, mi hijo no se acuerda de mí… y les debo dinero a unos tíos del barrio bastante chungos.”

Esa es la presentación que Michael Fisher hace de sí mismo. Un tipo que ronda la mediana edad, divorciado con un hijo al que apenas ve, no presenta una vida con muchos alicientes. Fontanero de profesión, sobrevive como puede mientras pasan los días. Pero un hecho va a ocurrir que va a convertir a Michael en el tipo más excepcional de todo el planeta tierra: de repente el resto del mundo va a adquirir poderes sobrenaturales menos él, quedando Michael como el único ser humano corriente sobre la faz de la tierra. ¿Eso se puede entender como una maldición o una bendición? La respuesta la tenemos en el cómic que trataremos hoy: Ordinary, de Rob Williams y D’Israeli, editado por Grafito Editorial.

ordinary reseña imagen Texto 1

Mientras todos los ciudadanos experimentan y adquieren poderes de todo tipo por todo el planeta, Michael se da cuenta de que sigue siendo un ser humano corriente. Rodeado del caos que se desata ante tamaño suceso, Michael intentará encontrar a su hijo mientras se topa con todo tipo de metahumanos. A un nivel de geopolítica, muchas de las naciones se tornarán más beligerantes al contar con nuevas armas en su arsenal: sus soldados con poderes. Nadie sabe lo que ha ocurrido para desencadenarse tamaña revolución evolutiva. Unos lo tomarán como una enfermedad que habrá que curar desde un punto de vista científico y médico. Otros, como una oportunidad de asegurar la supremacía de su nación frente al resto. Entre todo esto está Michael, que solo piensa en encontrar a su hijo y que, desde su humanidad corriente y ordinaria, se convierte en el ser más extraordinario de todo el planeta, al ser el único humano que no ha desarrollado ningún poder.

Bajo esta premisa Rob Williams (“Escuadrón Suicida”, “Unfollow” para Vertigo, Juez Dredd o “Doctor Who: The Eleventh Doctor”) nos presenta una historia que da una vuelta a un punto de partida ya explorado previamente. Como bien apunta Warren Ellis en el prólogo de la obra, la originalidad reside en cómo lo cuenta: bajo un hecho excepcional que va a afectar a todo el mundo, Williams hilvana un relato que va a apoyarse tanto en el humor como en auténticos momentos de “Slice of Life, a pesar de hallarnos en una historia que es pura ciencia ficción delirante. Entre tanto, el guionista irá sembrando el relato con elementos dignos de una reflexión post-lectura: la naturaleza humana, a veces moviéndose entre el pensamiento racionalista y el belicismo más extremo, es puesta a prueba en situaciones extremas en este relato. Podremos identificar a lo largo del relato a personajes que encarnen el rol más cientificista de la historia, así como a otros más belicistas. Todo ello con una gran dosis de humor e ingenio, que es el elemento que da cohesión al tebeo.

Ordinary reseña imagen tecto 2

El trazo claro del dibujo de D’Israeli (“Lazarus Churchyard” con Warren Ellis, “Juez Dredd” o “Low Life” con el propio Williams para 2000AD), pseudónimo que utiliza Matt Brooker, refuerzan los contrastes que se presentan en el guion, consiguiendo tanto efectos de espectacularidad como momentos humorísticos muy bien expresados en los personajes, especialmente en el “héroe” de la obra: Michael Fisher. El arte de D’Israeli es ejemplo de un estilo limpio y eficaz, plenamente funcional para el tono en el que transita “Ordinary”.

Esta obra, que originalmente apareció en 2013 en las páginas del magazine de 2000ADJudge Dredd Megazine”, fue publicada por Titan Comics en los Estados Unidos en 2014 y vio la luz en España de la mano de Grafito Editorial  en una cuidada edición en rústica de 104 páginas que comprende, además del cómic, jugosos extras, como portadas de algunas de las grapas a cargo de James Harren, Neil Googe, Alison Sampson y Ruth Redmond, el prólogo de Warren Ellis y un epílogo firmado por JV. Chamary, doctor en Biología evolutiva, que tratará de arrojar una perspectiva científica sobre lo contado en Ordinary.

ordinary reseña imagen Texto 3

Quien se acerque a las aventuras de este corriente “perdedor” que es Michael Fisher se encontrará con una divertida historia de las que dejan poso para la reflexión tras las risas. Un argumento fresco y sólido por cómo son presentados los elementos de la trama y lo orgánica que resulta la combinación. Un tebeo, en definitiva, de los que se disfrutan leyendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.