El método Gemini: el precio de las malas calles [Reseña]

El cine nos ha acostumbrado, casi desde su inicio, a considerar las películas que hablan de la mafia como un género con entidad propia. No en vano, esta temática nos ha regalado un buen puñado de obras maestras como la saga de El Padrino, Érase una vez en América, Malas calles, El precio del poderUno de los nuestros o Casino. La influencia ejercida por estas películas en la cultura popular es incuestionable, aunque es sin duda el medio audiovisual el que más ha explotado su éxito entre el público. Aunque el mundo del cómic no es ajeno a este tipo de historias (ahí tenemos obras como 100 balasCamino a la perdición Criminal), podría decirse que la mafia no ha hecho tanto ruido en el universo de las viñetas. El método Gemini, creación de Magius (alias del artista murciano Diego Corbalán), llega para solucionar este asunto y poner las cosas en su sitio, convertido en un estruendoso tiroteo que apunta certeramente contra todo lector que se atreva a inmiscuirse en sus páginas.

Arriba he citado no uno ni dos, sino tres títulos de Martin Scorsese. Y es que, si de algo bebe «El método Gemini», es del particular estilo cinematográfico del director norteamericano. A la manera de Uno de los nuestros, Magius nos propone un viaje hacia el auge y caída de una organización mafiosa liderada por Mick Dioguardi, un criminal hecho a sí mismo desde una infancia difícil hasta la creación de un pequeño imperio personal en el que se siente intocable. Dioguardi es un personaje ficticio, sí, pero está inspirado en una figura real: el mafioso Roy DeMeo, terrible criminal responsable de cerca de 200 asesinatos. La banda de DeMeo perfeccionó un escalofriante método de ejecución, consistente en matar a la víctima con un disparo en la sien para seguidamente cubrir la cabeza con una toalla y asestar una puñalada en el corazón para detener la salida de sangre. Posteriormente, descuartizaban el cuerpo y tiraban las diferentes partes a la basura. Este proceso era conocido como el método Gemini, término que da título al cómic y que queda perfectamente representado en sus páginas.

elmetodogemini1Como digo, hay mucho de Scorsese en «El método Gemini». El vertiginoso ritmo del cómic alude directamente a la mencionada Uno de los nuestros, pero también es patente la influencia de El lobo de Wall Street en cuanto al retrato de un personaje obcecado en el éxito personal hasta el extremo del delirio. Eso sí, Magius nos traslada aquí al lado menos glamuroso de la mafia, y si bien nos repite una historia que el cine nos ha acostumbrado a ver, lo hace utilizando algunos recursos un tanto diferentes. El tono zafio y la manera de hablar que tienen los personajes, con una jerga muy de aquí, puede chocar al principio. Pero según se avanza en la lectura y se integran estos dos componentes, todo fluye con una facilidad pasmosa, sumergiéndonos en ese ritmo imparable y peligroso que arrastra al lector sin remedio. De igual manera, Magius opta por dejar algunos huecos en blanco en su narración, dejando cierto margen de trabajo al lector para que intente rellenarlos. Esto, lejos de entorpecer la experiencia, dota a la obra de un dinamismo increíble, haciendo que las páginas avancen sin solución de continuidad, aunque es verdad que uno puede quedarse con ganas de profundizar más en algunas de las subtramas.

También en los diálogos está certero el autor. La historia avanza con muchas conversaciones entre personajes, algunas de las cuales encierran más de lo que aparentan. En este sentido, quiero destacar la conversación que hace referencia al “club de lectura”, con la opera pagliacci muy bien implementada de fondo actuando como elemento muy cinematográfico al acompañar a las imágenes para darles una profundidad mayor. El modo en que el autor resuelve esta escena es para levantarse y aplaudir. Este sentido metafórico se ve aumentado por la introducción de elementos pertenecientes a la simbología masónica, perfectamente integrados dentro de una trama que se adecúa a la visión menos romántica y más salvaje, e incluso ocultista, que tenemos de las famiglias.

elmetodogemini2Entrando en la cuestión estética, Magius opta por dibujo que mezcla un ligero estilo cartoon de línea clara con el underground sucio e irreverente. El resultado me parece magnífico, ya que la propia obra absorbe ese arte tan personal y lo adapta a una temática que aparentemente requería de trazos más trabajados. Ojo, que aunque el dibujo parezca diseñado para agilizar la lectura, Magius nos regala composiciones que denotan un enorme trabajo a varios niveles. Primero, por la creación de una galería de personajes totalmente reconocibles, cada uno con su personalidad propia. Segundo, por la asombrosa recreación de una estética setentera en todos los sentidos, destacando sobre todo esas viñetas en las que la ciudad se muestra en todo su esplendor. Y tercero, por el increíble uso que el autor hace del color, utilizando en toda la obra tan solo tres colores primarios como el amarillo, el rojo y el azul. Todo ello convierte a «El método Gemini» en un sorprendente fresco mucho más natural de lo que aparenta. El logro no es desdeñable.

Antes de concluir, hay que avisar que, como sucede en la mayoría de historias de este tipo, estamos ante una obra netamente para adultos. Es más, el autor no se anda con remilgos y rebasa algunas líneas habituales en cuanto a explicitud de sexo, violencia y escatología. Cosa que, de vez en cuando, se agradece.
Aun habiéndose basado en una historia real, creo que Magius ha creado un universo original e irresistible en su criatura, dotando a cada uno de los numerosos personajes de una entidad propia tremenda, estableciendo una ambientación fabulosa y orquestando una trama absolutamente adictiva que no te deja decidir cuándo dejar de leer. Si además de todo ello, Autsaider Comics nos sirve la obra en un cuidado formato de tapa dura y tamaño libro, creo que está claro que estamos ante una oferta que no podremos rechazar. Otro de los cómics del 2018.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.