Red Rocket Comet: un pequeño Watchmen [Reseña]

Nostalgia. Añorada y vilipendiada por igual. Tantos son los productos audiovisuales o literarios que en los últimos años apelan a ella, que su utilización ha terminado por ser contraproducente. Por ello, en la actualidad nos acercamos con cierta precaución (al menos en mi caso) a cualquier obra que alude a tiempos mejores como seña de identidad. En Red Rocket Comet, el guionista británico Matt Garvey (The EtherThe devil in disguisetira de nostalgia, sí, pero lo hace de un modo mucho más adulto de lo habitual.

«Red Rocket Comet» es una historia pequeña, en la que básicamente asistimos durante poco más de 40 páginas a la conversación que mantienen dos personajes de edad madura. No son dos personas normales, ya que pronto averiguamos que ambos llevaron una vida de justicieros enmascarados años atrás; uno (Red Rocket Comet) de parte de la ley y el otro (Dark Skull) como su archienemigo. Los dos combatieron frente a frente en una época en la que todo era mucho más sencillo y los enfrentamientos carecían de consecuencias importantes. O al menos eso creían, en su inocencia. El encuentro en su edad madura se produce porque el antaño supervillano Dark Skull echa de menos aquellos tiempos inocuos, añorando la adrenalina del combate, la épica de la lucha, la emoción de sentirse vivo… Pero la conversación encierra un secreto, un terrible mcguffin que se nos irá desvelando poco a poco.

redrocketcomet2Lo que convierte a «Red Rocket Comet» en una pequeña joya del cómic independiente es que la nostalgia funciona como un vehículo para explorar conceptos más profundos y universales como el inclemente paso del tiempo, la culpa nunca expiada o, por qué no, la amistad más allá de los ideales. La intención de Matt Garvey es hacernos recapacitar sobre el pasado y sus heridas abiertas, que nos empeñamos en ignorar pese a no haber sabido curarlas. Por lo tanto, la nostalgia no es aquí un reclamo publicitario sino un tema serio tratado desde una óptica adulta. El guionista aborda una historia sencilla, sí, pero lo hace sirviéndose de una narración dividida en dos tramos que se van alternando, dando forma poco a poco a un giro sorpresivo que desembocará en un desenlace impactante.

Para todo ello, el guionista se apoya en dos escenografías tan diferentes como efectivas. La primera corre a cargo de Grayham Puttock y corresponde con el relato principal entre los dos personajes mencionados. Se trata de un dibujo en blanco y negro que nos remite de manera indefectible a aquellas historietas de terror que podíamos leer en antologías o revistas antiguas. Posee ese toque de dibujo realista y ausencia de fondos que, de alguna manera, también remite a la nostalgia. La segunda viene firmada por Andy W. Clift y representa el extremo opuesto, ya que corresponde a un enorme flashback que nos explica el pasado de los personajes con un aire retro, cartoon y lleno de colores llamativos. En contraposición a lo llamativo del dibujo de Clift, lo que sucede en su tramo termina siendo un hecho bastante dramático con el que entenderemos toda la historia.

redrocketcomet3Es curioso que en «Red Rocket Comet» el pasado se nos muestre a todo color y el presente en blanco y negro, al contrario de lo acostumbrado. El efecto resulta muy interesante ya que le aporta una capa más de lectura a la obra y demuestra el mimo con el que Matt Garvey ha tratado a su criatura, así como la intención de crear algo que intenta ir un poco más allá de lo convencional. En resumen, podríamos catalogar a este cómic como un pequeño episodio que bien podría estar sacado del mismísmo Watchmen de Alan Moore, capturando su esencia en una historia que va directa al grano.

Para concluir, un pequeño dato que da idea de la calidad de la obra. «Red Rocket Comet» , el cual podéis adquirir en la tienda personal de Matt Garvey,  fue recientemente elegido como mejor cómic indie o de small press de 2018 en una votación realizada por la web Pipedream Comics, venciendo en una lista en la que había obras de mucha calidad como Kingdom (John McNaught)Follow me in (Katriona Chapman) The Needleman (Martin Simpson). Sirva esta referencia como ejemplo de la categoría que se encierra en estas páginas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.