Quilte: terrores nocturnos

“No está aquí para hacerme dormir, ¿verdad? ¡No quiero dormir! Por favor, no me haga dormir.” 

Hace ya un par de años me topé, casi por casualidad, con uno de los cómics de terror que más me han sorprendido en los últimos tiempos: And then Emily was gone. Se trataba de una obra que trataba un tema tan delicado como la desaparición de una adolescente en una isla, y engarzaba esta premisa con una leyenda del folklore escocés: Bonnie Shaw, una especie de hombre del saco con el que los padres asustaban a los niños para instarlos a portarse bien. Su tono pesadillesco, con un fuerte componente surrealista y perturbador, logró que conectara con su historia desde el principio. Si a esto le unimos una narrativa gráfica sucia pero tan detallista como original, podréis entender por qué es una de las obras que más recomiendo a quien me pregunta por cómics de terror. Es por todo ello que, cuando me enteré de que el equipo creativo se había vuelto a reunir para realizar un nuevo cómic, no tardé en hacerme con él.

Quilte2«Quilte» es un one shot muy breve, publicado por Comixtribe aprovechando la festividad de Halloween de hace un par de años. En pocas páginas, el cómic desarrolla la historia de Adam Whitlock, un joven al que sus padres han decidido internar en un centro hospitalario debido a su absoluto miedo a quedarse dormido y encontrarse con sus “amigos”, unos seres aterradores que llevan tiempo atemorizándole. La doctora Karla Quilte, psicóloga especialista en tratamientos de hipnosis, es contratada por los padres para intentar ofrecer una solución al trastorno de su hijo. A pesar de su experiencia a la hora de lidiar con los diferentes tipos de terrores nocturnos recurrentes que experimentan sus pacientes, el viaje al interior de la mente del joven Adam pondrá a prueba a la doctora, enfrentándola a fuerzas mucho más malévolas que las de un mal sueño.

John Lees e Iain Laurie vuelven a demostrar lo bien conjuntados que están en el aspecto creativo. Como ya sucedía en «And then Emily was gone», volvemos a encontrar aquí un tono alucinatorio y desasosegante, con una imaginería visual grotesca y onírica. El guión de Lees es sencillo pero funciona perfectamente a la hora de crear un relato interesante. Especialmente destacable resulta en este caso la capacidad del guionista escocés a la hora de transitar con naturalidad la línea que separa lo real de lo imaginario, logrando plasmar con bastante tino imágenes del subconsciente. Es algo que se ha tratado en muchas otras obras, pero la aproximación de John Lees me parece particularmente acertada, ofreciendo un prisma diferente a lo habitual pero anclándose con firmeza en ciertos terrores de nuestro subconsciente.

Quilte3La tarea de representar algo tan etéreo en viñetas recae en el imaginativo pincel de Iain Laurie (The Edge Off), que aparte de ofrecer un peculiar estilo muy adecuado para una obra de terror, plantea una narrativa gráfica plagada de detalles fascinantes. No solo el diseño de los personajes y de las entidades monstruosas poseen una marca distintiva y estremecedora, sino que además el artista lo borda en algunas composiciones de página magistrales. Ya lo he dicho otras veces, pero Laurie tiene algo especial que, para mi gusto, le diferencia de la mayoría de dibujantes actuales.
De justicia es remarcar también el tratamiento del color aportado por Megan Wilson, resultando muy vistoso y presentando un curioso contraste entre las viñetas más luminosas y las más oscuras, logrando con ello abundar en el aspecto más pesadillesco de la obra.

Como aspecto negativo, quizá la historia quede demasiado esquematizada por el poco espacio que ocupa, ya que nos quedamos con ganas de saber un poco más del joven Adam y, sobre todo, del origen de las criaturas que habitan sus sueños. Aún así, creo que las apenas 20 páginas que componen el cómic están muy bien aprovechadas. Tal vez «Quilte» hubiese lucido mucho más como parte de una antología de relatos cortos de horror, y como cómic independiente puede saber a poco. Sin embargo, sus virtudes son evidentes y puede servir perfectamente como un complemento a otras obras de los autores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.