Divinity: Camarada Dios [Reseña]

Divinity Texto 2

Vuelves a casa, a tu planeta, tras décadas de misión espacial explorando los confines del universo. Pero todo ha cambiado: no queda nada del mundo que tú conociste. Tu país como tal  ya no existe y el reparto del poder geopolítico ha variado considerablemente. De tus seres queridos no queda rastro: cincuenta años es mucho tiempo en la vida de los seres humanos. Tampoco tú eres el mismo: el viaje por el cosmos te ha cambiado, te ha redefinido. Poco queda de Abram Adams, el astronauta soviético que embarcó en aquel cohete en plena guerra fría. Ahora puedes modelar la materia, el tiempo y el espacio a tu voluntad. Eres Divinity. Muchos te van a adorar; otros te temerán por el desconcierto que supone saber que en la tierra habita un ser con el poder de un dios y los ideales comunistas. En todo caso, nadie podrá quedarse indiferente.

La historia de un hombre con los poderes de un dios en un mundo donde todo ha cambiado. Esa es la premisa de la que parte Divinty. Una serie y personaje creado por Matt Kindt y Trevor Hairsine para el universo Valiant que, a fecha de hoy, ya cuenta con cuatro miniseries en su haber: Divinity, Divinity II, Divinity III: Stalinverso y Eternity. Ejemplo de cómo ofrecer excelentes propuestas de entretenimiento partiendo de elementos comunes de la ciencia ficción, Divinty es una de las propuestas más interesantes de la renacida Valiant Entertaiment y que Medusa Cómics se ha encargado de editar en castellano de forma íntegra. Un personaje y autores  que merecen prestarles atención, y ello haremos en esta web, centrándonos hoy en los dos primeros volúmenes de esta cabecera: Divinty y Divinty II.

Divinity Texto 1

Divinity es una de las creaciones nuevas del renacido universo Valiant. Su primera aparición viene dada en el primer número de su serie, con fecha de portada febrero de 2015. Creado por Matt Kindt y Trevor Hairsine, Divinity es lo que podríamos calificar como el primer “superhéroe de autor del universo valiant”, pues a lo largo de las cuatro cabeceras que ha protagonizado, siempre sus páginas han estado firmadas por Kindt y Hairsine. También este calificativo se puede apoyar en la profundidad que apunta Matt Kindt (“Ether“, “Unity” o “Mindt MGMT”) en los guiones. A pesar de partir de unos lugares comunes de la ciencia ficción clásica, Kindt desarrolla un argumento que bebe de lo racional combinado con lo emocional: El sentimiento de pérdida planea a lo largo del relato, al igual que la fatalidad que asola al ser más elevado que puebla la tierra: pues si bien Abram Adams ha regresado a la tierra como un dios, el mundo que el conoció ya no existe. Todo ello sin desdibujar los rasgos de caracterización de un personaje que se antoja fascinante y complejo, y que Kindt muestra al lector en los dos arcos argumentales con pinceladas que van más allá de lo típico.

Todo lo expuesto planea en unos arcos argumentales que en ningún momento pierden  su voluntad de blockbuster espectacular, pues es evidente que será cuestión de tiempo que Divinity se tope con Unity, el supergrupo por excelencia del Universo Valiant. Es en esta combinación donde Kindt hace gala de su maestría: por un lado, manejando la elipsis para obviar los lugares comunes donde podría caer el relato; y por otro lado, dando espacio a los momentos que definen y hacen únicos estos relatos.

Divinity Texto 3

El lápiz de Trevor Hairsine (“X-men: Génesis mortal”, “Juez Dredd” o “Dceased) , en perfecta sincronía con las tintas de Ryan Winn y el color de David Baron, potencia el guion de Kindt, mostrando al mismo nivel lo inquietante, fascinante y emocional que encierra el relato. Una simbiosis perfecta de guion y arte que hace imposible imaginar a Divinity con otro dibujante. Un ejemplo más del porqué se nos antoja en esta serie la calificación de “superhéroe de autor. También cabe destacar la labor en las portadas principales de Jelena Kevic-Djurdjevic, que con su estilo pictórico apuntala la identidad gráfica de esta cabecera.

Divinity  y Divinity II están editados en castellano por Medusa Cómics en formato TPB, de 128 y 112 páginas respectivamente. Dos relatos, que hacen mucho más que prepararnos para lo que fue uno de los eventos más singulares del Universo Valiant, el Stalinverso, del cual hablaremos en otra ocasión. Dos arcos argumentales que, partiendo de premisas y lugares comunes, dan un paso novedoso en cuanto a forma y fondo, ofreciendo una historia para atesorar y no una lectura de usar y tirar. Un ejemplo más de que Valiant, a pesar de que no cuente con la misma capacidad de recursos económicos de las majors estadounidenses, puede competir en igualdad de condiciones editando tebeos magníficos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .