Bibliófago y otros cómics sobre escritores: Destellos de genialidad [Reseña]

Más allá del incesante ruido provocado mes tras mes con la ingente producción de títulos a los que los aficionados ya empezamos a acostumbrarnos, quedan las lecturas. Muchas de ellas se disputarán la atención del lector potencial para lograr el mérito de ser el título elegido para pasar por caja y lograr el ansiado ticket para una nueva estancia en una tebeoteca particular. Puede que, con algunos títulos y después de una lectura, descubramos que de aquel brillo que nos hizo elegirlos para hacerlos nuestros, no queda nada. Otros, por el contrario, confirmarán que detrás del destello había lo que se intuía: un tesoro. Obras que con independencia del respaldo económico y editorial con el que cuenten, tienen la suficiente consistencia y entidad para defenderse con soltura en una primera lectura. Y no solo eso, sino que además de resistir revisiones posteriores, ganan enteros en cada relectura. Quizá sea este el caso del cómic que trataremos hoy: “Bibliófago y otros cómics sobre escritores”, de Juan Luis Iglesias y Sergio Martín.

Bibliofago Texto 1

“La historia inventada está formada por entero de significados….”

“Bibliofago…” nace como un ejercicio metalingüístico sobre la creación, estructurado en cuatro relatos que homenajean al acto de creación literaria y a algunos escritores insignes de la literatura universal: Miguel de Cervantes, Paul Auster, Charles Bukowski, J.D. Salinguer y Ray Bradbury. Autores de los que Juan Luis Iglesias (“50 años no es nada” o “Dark Hearts) se sirve para tejer cuatro originales relatos: “Bibliófago”, “Bola de Nieve”, “¿Qué tiene Bukowski en la cabeza?” y “Salinger vs Bradbury”. Historias que sirven por un lado proponer a un lector ya curtido un juego metaliterario plagado de referencias que enriquecen la experiencia. No obstante, y aquí reside la grandeza de este cómic: es lo suficientemente accesible para que cualquier persona pueda disfrutar de este viaje literario, sin tener conocimiento previo ni de los autores referenciados ni de sus respectivas obras. Iglesias, con unos guiones precisos y medidos a conciencia, nos brinda cuatro historias que brillan con entidad propia más allá de toda la literatura referencial, de la que paradójicamente forma parte la obra.

Así, asistiremos al misterio del “Bibliófago”, para presenciar el existencialismo fuera de la literatura y lo confrontaremos con el sentido de la existencia literaria en “Bola de Nieve” para acto seguido tener una cita con Bukowski. Por último, y como guinda del pastel, el enfrentamiento definitivo entre Salinger y Bradbury. Cuatro relatos, en definitiva, que discurren con sorprendente naturalidad y que, a pesar de las referencias sembradas por sus páginas, evitan el elitismo al estructurarse para el lector de una forma acertadamente accesible.

El apartado gráfico, a cargo de Sergio Martín (“Tres cuartas partes” con David Braña o “Una Mala Racha” con Roberto Corroto), contribuye, en un acertado blanco y negro, a robustecer la propuesta mediante un trazo sencillo pero eficaz y unas acertadas composiciones de página que tienen tanto en cuenta el ritmo y tono de lo que se cuenta como el formato físico que tiene la obra:Estamos hablando de un tomito de rústica de 120 páginas con solapas de un formato de 14 por 21 cm., que las composiciones de dos viñetas por página, más alguna splash page que otra, le sientan de maravilla. Tanto por la forma como por el fondo, lo literario en esta obra marida a la perfección con lo gráfico.

Bibliofago Texto 2

 

Autoeditado por los autores en una edición limitada de 101 ejemplares el pasado año, “Bibliófago y otros cómics sobre escritores” viene prologado por Josep María Beà y Manuel Barrero, en dos textos que están a la altura del tebeo que preceden. No es para menos esta afirmación. La solvencia de esta propuesta para plantear relatos que vayan más del mero entretenimiento, enriquecerán al lector que se asome a estas páginas. Y todo mediante creaciones que atrapan y seducen mientras van sacando amablemente al lector de su zona de confort para llevarlo al collage de alta y baja cultura que suponen estas páginas.  Quizá al cerrar el tebeo, queden suficientes elementos para la reflexión. Quizá sirva de puerta a conocer a estos escritores. Quizá solamente sea un relato estimulante. En cualquiera de los casos, esos destellos que citamos certifican que detrás hay un tesoro. Páginas listas para ser devoradas por quienes busquen lecturas originalmente estimulantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .