El Caso Alain LLuch: Saludable Incorrección [Reseña]

EL CASO ALAIN LLUCH DESAFIANTE

Quizá sea este un tiempo de lo políticamente correcto, de obras culturales cuyo único fin sea el evasivo, que no cuestionen, que no critiquen. Con una finalidad centrada en el entretenimiento  y la evasión, que no contengan ningún elemento que pueda servir para un análisis crítico tras su consumo. En definitiva, productos neutros que no molesten ni cuestionen ningún elemento, sector, forma o pensamiento. Por suerte, en el noveno arte, aún hay atisbos de lucidez crítica que ofrecen tebeos arriesgados, corrosivos e irreverentes, que dan que pensar llevando al esperpento varias cuestiones serias. Que pueden llegar incluso a molestar a algunas mentes sensibles. Es el caso del tebeo que hablaremos hoy: “El Caso de Alain Lluch”, de Mister Kern y Antoine Pinson, editado en castellano por Autsaider Comics.

Desde la portada ya advertimos que estamos ante una historia no apta para todos los públicos y a cada página que se avanza, la propuesta de Kern y Pinson ataca muchos frentes con una irreverente y corrosiva lucidez, ideal para quien posea un sentido del humor mordaz. La premisa de partida ya promete grandes dosis de cinismo: Alain Lluch es un ejecutivo de marketing que trabaja para una empresa de alimentación de mascotas. Las presiones del entorno laboral le condicionan para buscar una propuesta que eleve el margen de resultados de la compañía. Además su matrimonio hace aguas, con una pareja más preocupada de su mascota que de su cónyugue. Es momento de encontrar un revulsivo que ponga todo patas arriba y,  por puro azar, Alain da con ello.

EL CASO ALAIN LLUCH PORTADA

A partir de ahí el guion a cuatro manos de Kern y Pinson destila delirio absoluto en una trama en la que las críticas a la sociedad de consumo desmesurado se entremezclan con cameos y referencias a la cultura popular.  Todo ello entre situaciones grotescas que sorprenderán a más de uno mientras ríe. Ni que decir tiene que mucho de lo que nos plantean aquí no será agradable si nos atenemos a los estándares de normas y convicciones sociales. Pero tal y como se muestra en este divertido tebeo, resulta refrescante encontrarse con relatos así.

A ello ayuda el majestuoso arte de Mister Kern, seudónimo detrás del que se encuentra Mathia Liniado. Conocido tanto por  sus trabajos en la revista satírica “Fluide Glacial” como por sus grafittis, Kern es un artista de los que dejan poso en el recuerdo. Con un trazo  que bebe igualmente del realismo más próximo como de maestros del exceso, como pueda ser Simon Bisley o Richard Corben, Kern nos propone páginas que maximizan lo grotesco dándoles un baño del color más pop posible. Pintado gloriosamente a mano, por cierto. Una mezcla sin duda tan bizarra como efectiva. De las que no dejan indiferente y difícilmente pueden caer en el olvido. No por nada muchas de las páginas que nos encontramos aquí están en ese justo equilibrio entre el underground, lo bizarro y el Pop  Art.

EL CASO ALAIN LLUCH PELOTAZO

Editado en Francia por Les Requins Marteaux, la edición en castellano a cargo de Autsaider Comics cuenta con 104 páginas en formato tapa dura  y  se acompaña de un paródico poster obra de Kern, que supone la guinda a la bizarra experiencia que es leerse esta obra. No es un tebeo para cualquiera, pero sí un cómic necesario, aportando con su corrosivo atrevimiento ese bienvenido aire fresco que muchas veces se busca en lecturas adultas. Y es que es muy saludable que sigan existiendo territorios libres, bizarros e irreverentes. Ajenos a lo políticamente correcto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .