Anunnaki: ¿de dónde venimos? [Reseña]

La conspiranoia es tu amiga. Al menos, si te gusta la ficción. Muchas son y han sido las teorías “alternativas” sobre el nacimiento del ser humano. Meteoritos que posibilitaron las condiciones climáticas para el surgimiento de criaturas pensantes, dioses que nos crearon a su imagen y semejanza, experimentos fallidos y abandonados a su suerte, hibridación de seres venidos más allá de las estrellas… ¡Incluso hay una teoría que dice que venimos del mono! ¿Cuál será la auténtica y verdadera? Bueno, ninguno de nosotros estuvo allí para verlo, así que hasta que se invente la ansiada máquina del tiempo lo único que podemos hacer es especular, y para ello podemos apoyarnos en la ciencia o, por qué no, en la ciencia-ficción. Al fin y al cabo, todo son teorías. Y aquí tenéis otra:  la que formula Anunnaki, cómic creado por el valenciano Vicente Montalbá (Mundo Extraño, Carroñero).

Anunnaki narra el origen del ser humano desde el punto de vista de sus creadores: unos seres reptilianos entre los que encontramos dos razas: los que tienen forma de lagarto y los que se parecen a serpientes. Bajo la eterna supervisión de la deidad Anu, asistiremos a la concepción y desarrollo del experimento que finalizará con la expansión de los humanos, conducida por Enki y Enlil, hijos de Anu y hermanos —aunque uno de ellos es adoptado—. Hay que aclarar que estos seres proceden nada más y nada menos que de Nibiru, el superplaneta cuya órbita coincide con la de la Tierra cada muchos miles de años. Ese es el momento que los reptilianos aprovechan para fecundar nuestro planeta.

Anunnaki2Con esta loca premisa, Vicente Montalbá hace una cosa curiosa, y es no acudir a lo fácil. En realidad, todo el asunto del experimento se toma como mera excusa, casi secundaria, para mostrarnos la relación que tienen los hermanos y el nacimiento de rencillas entre ellos, auspiciado por una situación política algo crispada. Así, ese componente de “culebrón” (no va con segundas) va de la mano del desarrollo del experimento, con lo que podremos ver los avances de estos anunnakis en su empeño por fertilizar Azul (así llaman ellos a la Tierra).
El autor logra aunar diferentes referencias, tanto bíblicas como apócrifas, para que la historia avance mostrando un marcado trasfondo político, siempre dentro de un tono humorístico marca de la casa. El comportamiento de los personajes que dirigen los designios de estos reptilianos es un puro reflejo de cómo actúan nuestros políticos en la actualidad, y ahí radica otra de las grandes virtudes del cómic.

Ya he dicho en alguna ocasión que soy un enamorado del estilo de dibujo de Vicente Montalbá. Aquí sigue manteniendo su trazo particular, al servicio de una impagable galería de personajes. El gracioso diseño de los anunnakis, en sus diferentes razas, da lo mejor de sí cuando comparten viñeta con los humanos. Es en esas interacciones donde el dibujo resulta más espectacular, limitándose a acercar mucho “la cámara” a los personajes en las secuencias más calmadas.
Aunque en obras anteriores el valenciano ofrecía obras en crudo blanco y negro, aquí el dibujo se acompaña de un esplendoroso color que luce realmente bien, dotando aún de mayor vistosidad a cada una de las páginas de la obra.

Anunnaki3

Para completar la maravilla, la editorial Bang Ediciones (POMO! comics) ofrece el cómic en un formato de gran tamaño y calidad, comparable en estilo al de muchas obras europeas que se publican en nuestro país. Tanto la tapa dura como el gramaje de las páginas denota el cuidado y mimo que se ha puesto en esta publicación.
Con todo ello, Anunnaki se rebela como una obra a tener en cuenta por sus múltiples virtudes. Vicente Montalbá compone una historia muy atractiva visualmente que admite ecos de pasajes bíblicos —diría que la trama coge algunas cosas de la egipcia historia de Moisés— y hasta shakesperianos, mezclándolos con esa imaginería más fantasiosa del mundillo del misterio. ¿Qué más se puede pedir a un cómic que nos revela cómo se construyeron las pirámides de Egipto?
Reverenciad a Anu. Deberíais.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .