Los Ocultos: Trucos de prestidigitador [Reseña]

Los Ocultos Texto1

En cualquier campo narrativo, donde se pretende contar una historia, los géneros nos sirven para catalogar y desarrollar relatos ceñidos a unos determinados cánones o parámetros. Elementos y estructuras que permiten desarrollar lo que se pretende contar, algunos estandarizados en función de la temática de la obra. También  esta catalogación sirve para guiar al potencial lector en su búsqueda de nuevas lecturas. Si bien no tienen por qué ser compartimentos estanco. A veces la imaginación germina mejor en tierra de nadie, en los terrenos limítrofes. Así  el relato puede crecer y tomar elementos de uno o varios géneros, todos en beneficio de lo que el autor tenga planeado. Suelen ser en este caso trabajos de elaboración más compleja pero, si se saben dosificar los elementos y recursos, el resultado puede llegar una de las metas creativas más deseadas como es la originalidad. Algo de esto nos encontramos en el título que revelamos a continuación: “Los Ocultos”, de David Braña y Juanma Aguilera, editado por Nowevolution Editorial.

Como todo buen tebeo que ha de atrapar en su lectura, “Los Ocultos” comienza con un hecho que llama la atención del lector, para a partir de allí ir construyendo una trama donde el misterio se entrelazará con el terror y la ciencia ficción. Terrenos en los que Braña (“Evil War”, “Monte Arruit”o “Mil Lobos”) suele transitar con oficio y que, en este caso, emplea recursos de varios de ellos para ofrecernos, originalidad mediante, un relato de los que piden no abandonarse hasta el final de su lectura.

Los Ocultos Texto 2

Fluido y conciso, con los giros argumentales necesarios para aumentar el misterio y el interés, “Los ocultos” es un trabajo ambicioso en el que Braña propone trucos de prestidigitador. Siempre apoyado en cada página por el arte de Juanma Aguilera, potenciando el ritmo que exige esta historia para que el resultado sea el óptimo. Páginas que envuelven una trama misteriosa, mientras la intriga y el suspense crecen a la par que el desconcierto que el protagonista de la obra experimenta. Quizá la misma que el lector sienta… y que sea el motor para descubrir lo que ocurre devorando página tras página.

Notará el lector que no he desvelado nada del argumento del tebeo en esta reseña. Este es uno de esos cómics que se disfrutan más cuanto menos se sepa lo que le deparan las 96 páginas comprenden este volumen editado en rústica por Nowevolution Editorial. Un relato que bebe y combina varios géneros, como así apunta el prólogo firmado por Juan Luis Iglesias (“Bibliófago”), poseyendo el encanto irresistible de no dejar de leerlo hasta la última página. En definitiva, estamos ante un tebeo que sorprenderá a más de uno por la originalidad del desarrollo de su propuesta, realizada como una pieza de orfebrería, donde se aprecia el mimo del artesano en un trabajo repleto de trucos de ilusión, de prestidigitador. Hechos para que surja la magia, como la que queda al descubierto en “Los Ocultos” tras su lectura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .