El clan de los Poe: el poder de la seducción vampírica

El clan de los Poe texto 2

El mundo del manga en España está viviendo una época dorada que no se vivía desde los años ’90 del siglo pasado cuando, auspiciado por el éxito de animes como Dragon Ball, llegaron a nuestro país aquellos cómics tan raros que se leían al revés y que tanta fascinación provocaban ante el público más joven y no tan joven. Cada vez se licencian más series nuevas y es el género que más ventas tiene en nuestra piel de toro. Y no sólo es que cada vez haya más títulos en el mercado sino que cada vez hay más editoriales que apuestan por ello. Incluso cada día aparecen nuevas editoriales especializadas en este género como puedan ser Kodai o Arechi. Es tal el éxito del manga que desde hace unos años se están trayendo títulos y autores clásicos japoneses que, o bien nunca se habían publicado o bien llevaban muchos años sin re-editar obras suyas. Algo realmente impensable tiempo atrás. Nombres de mangakas legendarios como Osamu Tezuka (“Astro Boy”, “El libro de los insectos humanos”), Shotaro Ishinomori (“Kamen Rider“), Go Nagai (“Devilman”, “Mazinger Z”) o Kazuo Umezz (“El chico de los ojos de gato”, “La casa de los insectos”) pueblan las estanterías de las librerías especializadas para gozo y deleite de los aficionados. Editoriales más pequeñas como Sartori o Tomodomo e incluso editoriales consideradas de las grandes como Panini o Planeta incluyen en sus catálogos los títulos anteriormente citados. La propia Tomodomo nos está trayendo desde hace un par de años las obras de una de las mangakas más influyentes y más superventas  de la historia y que, prácticamente, era desconocida en nuestro país. Hablamos de Moto Hagio.

Moto Hagio (“Catarsis“, “¿Quién es el onceavo pasajero?”) nace en 1949, debuta como mangaka a finales de los años ’60 y todavía continúa en activo. Es una de las representantes del conocido Grupo de los 24, un puñado de autores que nacieron en aquel año (año 24 de la era Showa) y que revolucionaron el género del shojo, ampliando los géneros tratados en él como fueron la ciencia ficción o el terror con mujeres gato o vampiros como protagonistas. Sus obras más conocidas son la space ópera “¿Quién es el onceavo pasajero?“, publicada en 1975 (sí, cuatro años antes de Alien, el octavo pasajero) y la saga que hoy traemos a la web: “El clan de los Poe.”

El clan de los Poe texto 1

El clan de los Poe es una re-visitación del género vampírico por parte de la autora. Publicado entre los años 1972 y 1976 en la revista “Shojo Comicy recopilada en tomos por la editorial Shogakukan. En nuestro país nos llega, como ya hemos citado, por Tomodomo en forma de dos lujosos tomos, de tamaño grande con casi 500 páginas a un precio de 22 euros cada uno. El primero salió el año pasado y el segundo está al caer, en un mes lo tendremos publicado. Una preciosa edición, realizada a partir del reciente re-escaneado de las páginas originales y que incluye ilustraciones a color y correcciones introducidas por la propia autora.

La obra nos habla de la vida e historia a través del tiempo de un clan noble de vampirnellas, unos seres que se alimentan de sangre humana y que van dejando un reguero de sangre a su paso. Supuestamente son unos seres legendarios pero nuestros principales protagonistas, Edgar y su hermana pequeña Merrybelle que son abandonados en un bosque y son rescatados por este clan de los Poe, pronto se darán cuenta, al ser admitidos en él, que son muy, muy reales. Demasiado reales. Edgar lo sufrirá en sus carnes al convertirse en una de esas criaturas obligada a vivir apartada de la sociedad y viviendo para siempre en el cuerpo de un adolescente atormentado y sediento de sed de sangre. La serie no posee una trama lineal, sino que nos es contada a través de relatos cortos que comparten un hilo conductor yendo atrás y adelante en el tiempo. El dibujo de Hagio es preciosista y los diseños del vestuario de los personajes en las diferentes épocas que nos va ofreciendo es espectacular. No en vano, la autora estudió diseño de moda antes de dedicarse a dibujar y es una apasionada del tema. Su prosa es deliciosa y nos embauca con ella sumergiéndonos en el romanticismo de estas hermosas y crueles criaturas. Guiones certeros con relatos que se nos quedarán grabados en la memoria por su calidad literaria. Un gran acierto por parte de Tomodomo el hacernos llegar las historias creadas por Hagio, confiemos en que sigan haciendo tan bien su labor como hasta ahora. Como esas vampirnellas, estamos sedientos y ávidos de nuevas lecturas….

Despertad, cuentos. Somos los sueños del tiempo. Fábulas de antaño y el temor a lo oculto sembraron nuestra cuna, cantaron nuestro arrullo. Adiós. Di adiós y será el fin. Adiós al reino de lo humano. Lo sabes, ¿verdad? Sabes qué somos, adónde iremos. Vamos, abre los ojos. Vamos. Va a partir nuestro carruaje dirección al infinito…

Un comentario en “El clan de los Poe: el poder de la seducción vampírica

  1. Supongo que los que leíamos Manga en los 90 nos hemos hecho mayores y nos llaman más los Tezuka, Ishinomori, Umezz, o el grupo del 24, los Mizuki, Koyke o Kamimura, que el último Shonen, que ya solo suelo leer cuando se ha hecho tan famoso que algo tendrá. Al menos es mi caso.
    Hablando de Moto Hagio, en Francia publicaron el Thomas no Shinzou y me pareció una preciosidad, más del estilo la Balada del viento y los árboles. A ver si alguno aquí se anima!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .