Mi novio es un oso: ¡Grah!

Mi Novio es un Oso Texto 2

“Me llamo Nora. Tengo 28 años y vivo sola en un piso con una sola habitación en la zona este de Los Ángeles. Mi novio es un oso americano de 200 kilos.”

No es una metáfora. Tras sucesivas relaciones que no cuajaron, Nora ha encontrado la estabilidad emocional. Su nueva pareja no tiene nada que ver con sus “ex”, a los que califica con el apelativo de “imbéciles”. Su media naranja actual, la que le ha dado el equilibrio, no es tan siquiera humano. Es un oso. Esta es la premisa de partida de “Mi novio es un oso” (“My boyfriend is a bear”), el cómic de Pamela Ribon y Cat Farris editado por Fandogamia y en el que centramos la atención hoy.

Pamela Ribon (“Slam!”, “Vaiana” o “Ralph rompe internet: Rompe Ralph 2”) volvió al noveno arte para ofrecernos esta novela gráfica donde, partiendo de una premisa que casi se podría considerar absurda, consigue rematar una historia que rezuma esencias del mejor “slice of life”. Nora, la protagonista, es una chica al final de su veintena con los condicionantes característicos de la gente de su generación, incluido un trabajo para el que está sobrecualificada y que es de todo menos motivador. Con la madurez y perspectiva que otorga ya haber vivido, aún no ha encontrado a ese ser con el que complemente su existencia. Y eso va a ocurrir en este cómic: que lo va a encontrar.

Mi Novio es un Oso Texto 1

Oso es lo que es: un oso. Ni siquiera le pone nombre. No hace falta: su presencia y forma de comportarse lo va singularizar en todo momento. Tanto por caracterización como por el efectivo trazo de Cat Farris, el personaje devora y conquista cada viñeta en la que aparece. Salvo por algunas licencias que se toma el guion, estamos ante un oso que se comporta como tal y que, poco a poco, conquistará el corazón de Nora.

Por supuesto, una relación de estas características no encontrará la comprensión entre los círculos familiares y de amistades de Nora, pero eso no impedirá que el amor se vaya consolidando en la rutina del día a día. Es en ese punto en el que el tebeo brilla más: pues presenciaremos momentos universales, y plenamente identificables, que refuerzan tanto la carga argumental como el componente emocional de lo que nos plantean Ribon y Farris. A ello súmese un trazo amable que atrapa a cada viñeta, el de Cat Farris: con una efectiva síntesis gráfica para capturar emociones en los rostros de los personajes que dibuja, es el elemento que definitivamente hace caer al lector en el encanto de este tebeo. Un encanto que crece a cada página mientras descubrimos como se va consolidando esta historia de amor, con una sencillez que apela a lo universal y a lo íntimo con la misma fuerza.

Mi Novio es un Oso Texto 3


Editado originalmente en inglés por Oni Press, fue Fandogamia quien se llevó al oso (permítase la licencia) al agua, con una edición en rústica de 176 páginas en castellano. Un volumen que conforme se recorre se engrandece. Así es el resultado de esta (aparentemente) sencilla historia: efectivo y solvente. Porque al final, lo de menos es un oso. Lo importante es que cada cual encuentre el camino y el equilibrio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.