Veneno versus Matanza: Un nacimiento inesperado

La simbiosis se aplica a la interacción biológica, a la relación estrecha entre dos organismos de diferentes especies. Se definió el termino como la unión entre dos seres, normalmente en una relación íntima y por lo menos con beneficios para una de las dos partes. En muchas ocasiones, también está relacionada con el parasitismo, aunque en este caso el hospedador puede sufrir mucho cuando porta al parásito. Pudiendo llegar el caso que uno de los seres consuma por completo a su portador. Todo esto es una de las cuatro patas en los que se basa la historia que tenemos entre manos. La siguiente que podemos observar nos lleva a la descripción de lo que se considera un maníaco asesino junto con la unión de un asesino en serie. La psique de dos de los personajes principales de esta historia las podemos definir de esa manera. Son “Veneno” y “Matanza“.

Las apariciones de Veneno y Matanza fueron, desde su creación, muy dispares, siendo las dos últimas patas de nuestra silla. La aprobación del público respecto al éxito de los personajes variaba dependiendo de la época y del desarrollo de las tramas. El primero que tuvo más aceptación fue el simbionte de negro venido de mundos secretos. En su creación, de la mano de David Michelinie (Spiderman, Veneno, Vengadores, Iron Man) y los lápices de un joven Todd McFarlane (Spawn o Spiderman), y actualmente gracias a los guiones de Donny Cates (Thor, Silver Surfer: Black o Babyteeth) y el dibujante Ryan Stegman (She Hulk, Spiderman, Venom, X-23 o Absolute Carnage) . La idea de Matanza nace en Amazing Spiderman #361, creado por también por Michelinie y el artista Mark Bagley (Spiderman, Thunderbolts, Trinity o Liga de la Justicia), donde observamos como Veneno se reproducía de manera asexual, sin necesidad de un individuo de su misma especie, simplemente dejaba un trocito de sí mismo y así se transformaba otro simbionte. El individuo portador de ese pequeño trozo, provocó su simbiosis con Cletus Kasady, que era una analogía evidente del protagonista del “Silencio de los Corderos”. Este sería un tebeo de amor, odio y paternidad como nunca antes habíamos visto.

Y así llegamos al tebeo que nos ocupa hoy: “Veneno vs Matanza“, de Peter Milligan y Clayton Crain. Gracias a Peter Milligan (Kid Lobotomy, Britannia), tenemos una trama para intentar enganchar a los aficionados que alucinaron cuando vieron la vuelta de Veneno, Matanza, y como invitados especiales la Gata Negra y Spiderman. El protagonista principal y que lleva el peso de toda el relato, es el mayor perturbado de la casa de las ideas. Milligan lleva a este simbionte, de aspecto rojizo con zarcillos negros, a la línea principal, para conseguir dinamizar y atraer al público general. Un protagonista que se podría considerar un personaje secundario en el mejor de los casos. Cogiendo ideas anteriores y alguna más novedosa nos lleva a un páramo donde los extraterrestres que llegaron a la tierra, se van reproduciendo aunque no estén dispuestos a reconocerlo. La único detalle, que aplica Milligan, es que todos los simbiontes no tienen porque ser malos ni salvajes, ya que utiliza la definición de simbiosis en su más amplio espectro del termino. Al igual que llama la atención el nuevo portador, que lleva al nuevo parásito salido de Matanza. Además, gracias a esta historia surge un protagonista del que sabremos más en otras tebeos conocido como Toxina.

A los lápices, o en este caso en concreto, en el arte digital tenemos a Clayton Crain (4001 A. D., Ghost Rider o X-Force) dibujante reconocido fácilmente por su estilo. Este ilustrador es perfecto para este tipo de historias, por la plasticidad que da a todas las viñetas en las que aparecen los simbiontes. El estilo digital se puede considerar correcto, para según que historia, aunque en algunas ocasiones las viñetas están demasiado recargadas para disfrutar de todo el conjunto.

Esta obra apareció en el mercado americano por parte de Marvel Comics en 2004. Una miniserie compuesta por cuatro números, que llegaría por primera vez a España en 2005. Lo editó Panini Cómics en un tomo de tapa blanda que incluía las portadas al final del libro, con un precio muy razonable de casi siete euros. Gracias a la nueva película de Veneno, tenemos de nuevo reeditado este tebeo. Lo edita la misma editorial en tapa dura pero con un precio muy superior a la vez anterior. Por mucho que las películas estén marcando el devenir de las ediciones de Marvel españolas, esta obra debería estar disponible con un precio más económico para intentar atraer a las nuevas generaciones. Quizá así aumentaría realmente la base de lectores estructural, en lugar de buscar la rentabilidad con mayores precios para aprovechar la coyuntura. Tebeos como el que tratamos hoy pueden ser una puerta de entrada al para nuevos aficionados, pero para ello el precio ha de ser asequible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .