Lucca: Cazando tesoros para Hitler

Lucca Texto 2

“Un hombre como él no merece ser poseedor de tanta belleza.”

La supuesta afición de Adolf Hitler por lo esotérico y las obras de arte ha servido en incontables ocasiones como germen para incontables relatos de ficción. Ya desde la propia Segunda Guerra Mundial se alimentaron ficciones plasmadas en tebeos y novelas, para pasar posteriormente al cine. Sirva de ejemplo el inmortal “Indiana Jones”, arqueólogo aventurero que buscaba tesoros perdidos relacionados con mitos de la cultura occidental, siempre con los nazis como oponentes para lograr ansiadas reliquias como el Arca de la Alianza o el Santo Grial. En el noveno arte nos podemos encontrar figuras que pivotan sobre este concepto, como “Martin Mystère” de Alfredo Caselli, que aúna toda la tradición Pulp en sus páginas mientras va lanzando teorías que aúnan mitos de la cultura occidental con la ciencia ficción; o todo lo que subyace conceptualmente en “Hellboy“, por citar otra muestra más que ha dado el cómic. Otro de los casos que nos viene a la mente es “Ars Magna”, un estupendo cómic europeo que aúna nazismo, mitología popular y arqueología, obra de Alcante y Milan Jovanovic. Sin duda hay ejemplos incontables a lo largo de la historia del noveno arte. El tebeo que nos ocupamos hoy es otro de ellos: “Lucca”, de Sebastián Rizzo, Nicolás Armano, Ricardo López Llanos y Jorge Luis Blanco, editado por Ponent Mon en el mercado español.

En este cómic nos encontramos con Lucca, un buscavidas en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, especializado en encontrar tesoros y obras de arte que es reclutado a la fuerza por el mismísimo Adolf Hitler para que coseche piezas para su “Führermuseum”. Un trabajo que ha de hacer bajo la constante amenaza de muerte del propio Hitler y que le llevará desde Polonia a China pasando por Antioquía, buscando objetos preciados, ya sean piezas históricas, obras de arte o pruebas de existencia extraterrestre. Lucca se las ingeniará para que no siempre el Führer se salga con la suya, pero no será fácil. Ahí entrará el juego la pericia y habilidad de este cazatesoros, que tendrá numerosas ocasiones para ponerla en práctica a lo largo de las páginas que componen este tebeo.

Lucca Texto 1


Bajo una estructura lineal y con una querencia de la aventura por la aventura, Sebastián A. Rizzo nos propone un guion ligero y vibrante, plagado de escenarios exóticos y muchos de los elementos que a lo largo de la historia del siglo XX han estado asociados al misterio y la mitología Pulp. De fondo y de forma sutil, el conflicto permanente que mantiene Lucca, entre lo correcto y su supervivencia, dará el juego suficiente a lo largo de las misiones que le encomienden.


El Lápiz de Nicolás Armano se encarga de plasmar estas aventuras en viñetas, con un estilo que nos remite a los clásicos de la aventura. Con un fuerte acento realista, las páginas de Armano entonan de forma sólida las aventuras aquí contenidas, que quedan reforzadas por sus propias tintas y las de Ricardo López Llanos. Del color se encarga Jorge Luis Blanco eligiendo tonalidades sobrias, sin estridencias, que refuerzan el sabor aventurero del tebeo. En la portada, sobre una ilustración del propio Armano la pintura de Ricardo Villagrán hace el resto para que estemos ante un dibujo que nos remite a relatos y películas de ya otro tiempo, aquel de los relatos más sencillos y lineales, pero a la vez inmortales. Cabe destacar el diseño del logo del cómic, obra de Esteban Barbero: un diseño que marida a la perfección con la portada de Armano y Villagrán y encabeza lo que supone este tebeo, pues sintetiza a la perfección en sus códigos gráficos lo que nos espera en sus adentros.

Lucca Texto 3


Editado en castellano por Ponent Mon, “Lucca” consta de 80 páginas en formato cartoné, plagado del sentido de la aventura por la aventura en tono ligero y que brindará, a los aficionados del misterio, el Pulp y la mitología, una sucesión de elementos que se mueven bajo estos parámetros para ofrecer entretenimiento liviano pero efectivo. Al fin y al cabo, este tebeo es otra muestra más de que la aventura directa siempre es efectiva. Sin pretensiones y sin trucos, solo entretener por entretener. En ese sentido, “Lucca” cumple con creces su cometido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .