Wicca. Las Hijas del Bosque: Frutos naturales

Wicca Texto 3

Las brujas siempre han estado ahí. Utilizando su figura para control de las masas y, de alguna manera, en épocas de mayor ignorancia general, reprimir lo femenino en aras de un mayor control. No hay más que rastrear los antecedentes de la palabra inglesa “Witch”, que en la edad media era “wicche”, que en inglés antiguo tenía dos géneros: “Wicca” para designar a los sabios y “Wicce” para designar a las brujas. ¿Acaso entonces el término encierra un acoso velado siglos atrás a lo que representa la sabiduría femenina? Bien pudiera ser esta cuestión una de las razones por las que se haya demonizado en la cultura occidental a aquellas que tenían una conexión con lo natural, que fueran independientes, que no se sometieran a los designios de una sociedad ignorante fuertemente controlada por las rigideces del cristianismo en sus diferentes vertientes.


Reflexiones aparte, lo cierto es que la figura de la bruja siempre ha despertado fascinación en el terreno de la ficción. Sumemos a la ecuación que a mediados del siglo XX surgió, dentro de las corrientes neopaganas, nuevos adeptos a la “Wicca”. Un concepto místico religioso que recuperaba la figura de la bruja y del culto a éstas. Partiendo de ahí se revisaban las cazas de brujas medievales como un conflicto religioso entre la religión oficial imperante y los resquicios de cultos ancestrales encarnados en la feminidad y sus llamémosles “druidas”.

Wicca Texto 4


Conceptos todos ellos, que más allá de determinar su consistencia (pues esa no es la función de este texto), nos sirven para presentar el tebeo que traemos hoy: “Wicca. Las Hijas del Bosque” de Antonio Sachs y Pablo M. Collar. Un tebeo de los que han formado la primera hornada de cómics adultos que ha lanzado recientemente Sallybooks al mercado y que merece ser objeto de atención.


Partiendo de los parámetros antes citados, Antonio Sachs (“La Chica del Cementerio” o “The Secrets”) nos introduce en el mundo de las féminas del bosque, que conectan plenamente con lo natural y se mueven entre nosotros. Un grupo de brujas que van a experimentar una catarsis por el conflicto que van a desencadenar entre diferentes facciones. Es el momento de ajustar cuentas pendientes de siglos atrás. Y a la vez el momento de despertar.

Wicca Texto 2


Podría pensar el lector que estamos ante un cómic con un fuerte poso filosófico. Ciertamente lo tiene, pero se encuentra en un último plano. En primera línea está la acción que envuelve la trama. Una trama que Sachs resuelve aportando más elementos para sentir que para comprender plenamente. No muestra en muchos casos motivaciones o trasfondo, sino que o bien sugiere o bien muestra las consecuencias. Dejando con ello espacio al lector para que ponga de su parte en este tebeo que desprende embrujo de forma implícita y explícita. Cierto es que bajo estos parámetros esta obra no es para cualquiera, pero quien acepte de buen grado las reglas que nos propone Sachs se verá recompensado.

Para que la magia se haga carne, se encarga Pablo M. Collar, antes conocido como Rukikun, que sigue mostrando una trayectoria ascendente en su evolución desde que debutó en la última entrega de los “Bribones” de El Torres. Collar sigue manteniendo un personal estilo, de influencias manga pero resolución occidental. Que sigue atrapando de forma sintética la visión del lector con diseños aparentemente sencillos pero más que efectivos. Que se descubre como un narrador solvente, por encuadres y composición. El color, obra del propio collar y de Cris Serrano, juega un papel esencial en las sensaciones que trasmite este tebeo.

Wicca Texto 1


Sensaciones. Eso es lo que nos espera en las 124 páginas del volumen en tapa dura editado por Sallybooks en una edición que cuenta con epílogo de El Torres. Wicca se erige así como un tebeo que sugiere y nos sumerge de lleno en lo mágico. Que no muestra directamente los ases que esconde pero que nos hace disfrutar de sus naturales frutos. Esos que hacen que no dejes de leer hasta la última página. Como una revelación, de esas que apelan al subconsciente del lector.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.