Weird Science: La gran ciencia ficción

Los cómics y las películas fueron una vía de escape para muchos de nosotros a mundos extraños y desconocidos. Hacían que espacios maravillosos explotaran delante de nuestros ojos, con una sensación de descubrimiento y emoción. Como en los cómics de EC, siempre había algo único y especial. Weird Science, Weird Fantasy y Tales from the Crypt te agarraban desde el principio y no te permiten dejar de leer en ningún momento.

Todo comenzó en la editorial EC de manera muy modesta. Todo fue creado por Maxwell C. Gaines, y puso el nombre de “EC”, con esa siglas que significaban originalmente: “Educational Comics”. Esto reflejaba las firmes creencias de Gaines en cuanto a la función de los tebeos como medio educativo. Un fatal accidente provocó la muerte de Max Gaines y toda la responsabilidad de la empresa acabó en manos de su hijo William M. Gaines.

Bill se mostró reacio a continuar con la labor de su padre, pero después de imbuirse en los tebeos, cambió de opinión y reactivó todo con sangre nueva para dar un empujón a la compañía. Reunió a un equipo más joven, autores como Al Feldstein y Harvey Kurtzman, que junto con el guionista y dibujante Johnny Craig hicieron que los comienzos fueran prometedores. Tras varios años, copiando a la competencia y siempre tratando de seguir el ritmo de las cambiantes modas de la industria del cómic. Piensan en dar un giro a todo lo que estaban trabajando. Gaines y Feldstein prueban historias experimentales de horror (como se vio en el tomo anterior de Diábolo, llamado Tales from the Crypt), pero también con relatos de ciencia ficción, crimen y suspense. A diferencia de la mayoría de editoriales de cómics de su era, estos autores se esforzaron en producir títulos que estaban varios niveles por encima de la media, tanto en escritura como en el apartado gráfico. Aunque escribían básicamente para divertirse, consiguieron además que su tipo de público cada vez fuera más adulto, en comparación con el resto de editoriales. Gaines aportaba principalmente los argumentos y Feldstein los daba cuerpo, que ambos escribían directamente sobre los tableros de dibujo, que utilizaban los dibujantes para ilustrar. La lista de artistas independientes, que trabajaron para EC, hace un quien es quien en el mundo del tebeo. Jack Davis, Wallace «Wally» Wood, Bill Elder, Reed Crandall, Frank Frazetta, Graham Ingels, Al Williamson, Joe Orlando, Jack Kamen, George Evans, Bernie Krigstein, John Severin y Marie Severin lograron convertir a EC Cómics en una empresa de éxito.

Los cómics de EC tenían de todo: cohetes, robots, monstruos, viajes en el tiempo y rayos láser entre otras muchas cosas. Todo era increíble y funcionaba muy bien hasta que en el horizonte, una nube amenazadora, en forma de libro apareció para torcerlo todo. Un ambicioso psicólogo llamado Doctor Fredric Wertham comenzó una campaña con su libro: “Seduction of the innocent”. Todo contra los cómics de terror y crimen, que se acabó vinculando con casi todas las publicaciones que hacía la editorial EC. Bill Gaines, al ver el panorama, se empezó a centrar en una de las revistas que también editaba. En concreto se agarró a la revista MAD, que posteriormente sería uno de los iconos americanos del mundo editorial. Todo ello con el perjuicio para los cómics EC, que terminaron su existencia. Todo desapareció pero no fue olvidado, durante mucho tiempo los aficionados reclamaban la vuelta de esta maravillosas historias. Y como resultado es esta recopilación que edita Diabolo Ediciones para España, con la mayor calidad que hubieran tenido estos tebeos hasta el momento. En el tomo que tenemos entre manos, «Weird Science«, están incluidos los relatos de Weird Fantasy 12, 13, 14 y 15 y los Weird Fantasy 5 y 6. Los dos últimos números que tenemos en el libro fueron re numerados después de cuatro ediciones. Todo debido a que otra revista, de la misma compañía, se editaba con anterioridad llegara al número once. El motivo fue debido por el servicio postal de Estados Unidos, que pidió a la editorial que cambiara la numeración, para que no hubiera confusión en la distribución de las revistas que ellos manejaban. Por lo que en vez tener un Weird Fantasy 16 sería sustituido por un Weird Fantasy 5.

Tanto la traducción por parte de Santiago García , como el proyecto gráfico y rotulación realizada por Sebastian Romiti consiguen un trabajo de gran calidad. Al igual que la restauración del color, que viene de la editorial Dark Horse pero que Diábolo Ediciones mejora con el trabajo de Francisco Carosella. Logran que los tebeos destaquen más y se acerquen a la edición original, y veamos colores casi iguales a los utilizados por Marie Severin. Estoy seguro de que esta gran edición se puede hacer hueco en la estantería de cualquier buen aficionado al cómic. Tanto si te gustan los tebeos de la EC o quieres disfrutar del trabajo que se realizaba en los inicios del tebeo y impresionarte con las autenticas virguerías plasmadas en estas páginas. Simplemente tendrás que abrir el tomo y maravillarte desde la primera página.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.